Provincias condicionan pago de aguinaldos a la ayuda de Nación

Ambito Nacional

Hay, en cambio, un lote de distritos, entre los que se encuentran Buenos Aires, San Luis, Santiago y La Pampa que cumplirán con el SAC a tiempo y en una sola cuota.

La caída del 22% de la recaudación nacional, que impacta de lleno en la coparticipación, sumada al deterioro de los ingresos propios por el parate de la economía durante los dos meses de la cuarentena, enfrenta a las provincias a la primera gran limitación de la pandemia: el pago de los aguinaldos y el sostenimiento regular del gasto corriente. Pese, incluso, a la reapertura productiva que alcanza ya a más del 80% del país, pero que aún no permite visualizar una mejoría concreta en los números.

Aunque hay matices, el grueso de las administraciones provinciales reconoce serias dificultades para cumplir en tiempo y forma con el SAC de junio. Y condicionan el pago a tres factores:

* Desembolso adicional de fondos extraordinarios, como Aportes del Tesoro Nacional (o algún instrumento similar)

* Financiamiento proveniente del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial

* Y cualquier otro tipo de auxilio nacional que pueda estar incluido en el paquete de salvataje que el gobierno de Alberto Fernández diseñó al principio de la cuarentena para atender los reclamos de las provincias por un total de $120 mil millones

“Será muy difícil pagar el medio aguinaldo si no llega una ayuda sustancial de la Nación ”, blanqueó el gobernador de Mendoza, el radical Rodolfo Suarez, al tiempo que reconoció que se analizan alternativas “como el pago en dos cuotas para los sueldos más altos, o diferirlos para fin de año”.

El mismo esquema de pago escalonado plantean hasta el momento Santa Fe, Río Negro, Chubut y Chaco. Mientras que un puñado de distritos como Buenos Aires, Santiago del Estero, La Rioja, Salta, San Luis, Tucumán y La Pampa ya anunció que el aguinaldo se pagará en una sola cuota, merced a diferentes factores como cierto oxígeno en las cuentas o la llegada anticipada de fondos nacionales. Misiones y San Juan, por su parte, aseguran que pese a la caída de la coparticipación y de la recaudación local avanzan hacia un plan de pago de acuerdo con las fechas originales del cronograma oficial. “Estaremos atentos a la evolución de la recaudación de los próximos días para definir el pago del aguinaldo”, dijo Marisa López, ministra de Hacienda sanjuanina.

"La provincia adoptó una serie de medidas de contención del gasto, excepto salud, seguridad, y asistencia a los sectores más vulnerables que redujeron sensiblemente el gasto corriente y de capital. Es importante destacar que los sueldos de la administración pública se abonan en tiempo y forma", agregó López.

Menos optimista, otro ministro reconoció la “alta dependencia” de los programas de financiamiento nacional para cubrir los déficit de caja derivados del impacto por la pandemia del coronavirus,

“Recibimos una primer cuota de los ATN, y solicitamos otros $ 5mil millones en préstamos FFDP, más un saldo pendiente de ATN. Con eso podemos completar el medio SAC”, trazó el funcionario.

La misma mirada compartieron desde otra provincia: “Estamos muy complicados para pagar el aguinaldo. Y, aunque la recaudación local mejoró levemente por la apertura de actividades, no llegamos a lo presupuestado”, advirtieron.

“Apenas podemos con el sueldo de cada mes. No tenemos recursos para eso (SAC), Sólo si Nación cumple con el reparto de ATN o destraba los préstamos del Fondo Fiduciario estaremos en mejores condiciones, sino deberemos atrasarlo hasta la segunda quincena de julio”, agregaron.

Un escenario muy complejo también se advierte en Chubut. La provincia administrada por Mariano Arcioni hace malabares para cumplir con los salarios de los estatales y, pese a ello, arrastra deudas que ahora busca saldar con un crédito de Nación por $ 5.000 millones de pesos. “Recibiremos los fondos en dos cuotas. Una parte irá a saldar parte de la deuda con los empleados públicos, y otra parte, unos $350 millones, se destinarán a municipios y comunas rurales”, precisó el ministro de Economía, Oscar Antonena.

En Buenos Aires, en tanto, el gobierno de Axel Kicillof también se encamina a hacer frente al SAC de junio sin problemas. “Venimos bien y se va a pagar en un sola cuota”, confió un estrecho colaborador del gobernador.

El cordobés Juan Schiaretti prefiere ser cauteloso y espera la evolución de algunos factores, como la curva de la recaudación de junio y el monto de ATN que girará la Casa Rosada. Mientras, avanza en el reperfilamiento de su deuda en moneda extranjera por u$s1.930 millones y en el aval legislativo para nuevos créditos por u$s 1.204 millones garantizados por la coparticipación para refinanciar vencimientos.

El tema de la deuda es, por caso, el otro gran desafío del segundo semestre del año para, al menos, 14 provincias con vencimientos por cerca de u$s 1380 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario