Kicillof activa el lunes pulseada docente, a 3 semanas de clases

Ambito Nacional

Arranca puja clave, signada por urgencias de caja y sin definiciones macroeconómicas nacionales. FUDB define si pedirá reeditar gatillo.

A sólo tres semanas del inicio del clases del 2 de marzo, el Gobierno de Axel Kicillof disparará el próximo lunes a las 17.30 la estratégica pulseada salarial con los docentes, con la mirada puesta en blindar un normal retorno a las aulas en su primer año de gestión.

Será un doble turno paritario en La Plata: a las 16 recibirá también a los estatales. Además esa misma semana -probablemente el martes- hará lo propio con el resto de los trabajadores de la administración pública, incluídos los judiciales y los trabajadores de la Salud.

Los anfitriones -sin lugar oficializado aún- serán la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec; su par de Economía, Pablo López, y la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila.

No habría a priori oferta salarial a los gremios el lunes, según lo asegurado desde despachos provinciales a Ambito Financiero. Será el comienzo de la discusión de la recomposición del sueldo, pero además de otros aspectos ligados al sector, a condiciones laborales, infraestructura y comedores escolares, entre otros ejes.

En principio, las señales que hasta el momento emanaron desde el entorno de Kicillof -como en el caso de un creciente número de gobernadores- apuntan a seguir la melodía alentada desde la Casa Rosada de esquivar el uso de la cláusula gatillo, por su efecto indexatorio de la economía.

Por eso la estrategia apuntará a intentar consensuar con los gremios docentes, como alternativa, otro mecanismo de recomposición salarial que le gane a la inflación. Será una aspiración difícil, frente a una herramienta que los sindicatos consideran una conquista, y que algunos reclamarán reeditar el próximo lunes. El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), de hecho, definirá ese mismo día si hará ese planteo.

La pulseada en Buenos Aires podría derivar -admiten desde filas del oficialismo- en una propuesta intermedia a los maestros incluso antes de que cierre la paritaria docente nacional, que llevan adelante el ministro de Educación Nicolás Trotta, sus pares de las provincias y los gremios con representación federal. Esa discusión -por la definición del piso salarial de los maestros a nivel país, hoy de 20.250 pesos- entró en cuarto intermedio sin fecha de reanudación, lo que dilata riesgosamente las negociaciones de los gobernadores con los maestros, atadas a esa pauta nacional.

En rigor, la paritaria bonaerense -y también la de otras provincias- está marcada además por otras incómodas incertidumbres de base: la irresuelta negociación del Gobierno de Alberto Fernández por la deuda externa argentina y la ausencia aún de un presupuesto nacional que clarifique las pautas macroeconómicas -incluída la de la inflación- y el nivel de remesas 2020 a las provincias.

La previa a la foto paritaria del próximo lunes incluyó terreno fangoso, luego de que el Gobierno bonaerense oficializara en las últimas horas que deberá diferir a marzo el pago de un remanente de la cláusula gatillo de diciembre (la actualización del último trimestre, por 11,7%, se abonará hoy) debido a una situación financiera provincial “sumamente compleja”. Una dilación que, aseguran en el entorno de Kicillof, fue definida antes de la decisión de esta semana de pagar finalmente los u$s 250 millones del BP21, tras no alcanzar un acuerdo con los bonistas.

El diferimiento -en el que influyó el corrimiento de vencimientos por la demorada sanción de la ley impositiva 2020- derivó en un reclamo el miércoles del FUDB.

“Aun sabiendo que el gobierno de María Eugenia Vidal dejó a la provincia devastada, el salario de los docentes, la infraestructura y los comedores tienen que ser prioridad y eso se tiene que cumplir a rajatabla, por eso estamos pidiendo que se cobre ese remanente”, aseguró ayer el titular de Suteba, Roberto Baradel, además de remarcar -frente a las suspicacias en cuanto a los niveles que adoptarán los reclamos- que tendrán “la misma postura” más allá de que “esté una fuerza política u otra” en el Gobierno. Sin embargo, desde filas del oficialismo aseguraron a este diario que la convocatoria del lunes ya estaba prevista, tras el inicio de la paritaria docente nacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario