Provincias temen duro golpe en ingresos por cuarentenas

Ambito Nacional

Alerta máxima en gobernaciones y despachos de Hacienda, que tras la sombra del Covid-19 ven venir una merma en los envíos automáticos y en la recaudación. Algunos van más allá y advierten por lo bajo que si no hay un auxilio extraordinario de Nación ya evalúan reflotar las prohibidas cuasimonedas, en versión de "emergencia".

A la preocupación y los esfuerzos de los gobernadores por enfrentar el avance del coronavirus se sumó otro previsible y acuciante desafío: esperan ya un duro impacto en los envíos de coparticipación de abril, frente a la amenaza de una potencial escalada de incumplimientos en los pagos de los contribuyentes en medio de la pandemia y a la merma de la recaudación nacional y de las provincias por el freno a la actividad económica producto de las cuarentenas.

Por eso distintos funcionarios provinciales consultados por Ambito Financiero coincidieron en un diagnóstico pesimista en materia de recursos y enfatizaron la necesidad imperiosa de un auxilio financiero del Gobierno de Alberto Fernández.

Incluso, dejaron trascender que un ramillete de distritos ahogados por la asfixia de cuentas potenciada por la pandemia no descarta la posibilidad de recurrir a las polémicas cuasimonedas, pese a las restricciones legales actuales que -argumentan- “deben ser dejadas de lado por la emergencia imperante”.

Con este telón de fondo, desde algunas provincias sugieren la vía de asistir a los gobernadores con Aportes del Estado Nacional (ATN), pensados para situaciones de emergencias.

“La recaudación se cae vertiginosamente y es imprescindible alguna medida compensadora de Nación, dado que provincias y municipios no tienen potestad de emitir y sí tienen crecientes demandas de servicios, no sólo los sanitarios”, aseguraron desde un despacho provincial a Ambito, frente a la facultad de emitir con la que sí cuenta la administración de Fernández.

Los ministros de Economía de las provincias siguen con lupa la performance de las transferencias automáticas, ya golpeadas desde hace meses por caídas reales producto de la escalada de la inflación y, desde este año, por el desfasaje respecto de las previsiones macroeconómicas 2020 que legó Mauricio Macri y sobre las que se montaron los presupuestos provinciales.

“Hay números que asustan”, dijo otro funcionario provincial respecto a las estimaciones de los envíos de coparticipación de abril, e hizo foco en un riesgoso doble impacto:

  • una potencial “rebelión fiscal” masiva o extendida de contribuyentes. “En una pandemia lo primero que se deja de pagar son los impuestos; la gente no tiene ganas de pagar y esperan prórrogas”, graficó y
  • una previsible menor recaudación por las cuarentenas, que redundarán en un freno a la actividad económica y por ende en las percepciones nacional y provinciales, con varios tributos atados al pulso productivo.

“Los goteos de este martes y miércoles cayeron mucho, aunque hoy (por este miércoles) comienzan los vencimientos más importantes por el IVA y hay que ver cómo marcha a partir del viernes”, aseguró el titular de una cartera económica provincial a este diario, además de remarcar que en este caso se trata de un impacto “por lo que dejan de pagar” los contribuyentes, en medio del terremoto en la vida cotidiana generado por el Covid-19.

Sin embargo, enfatizó que “el impacto por la falta de la actividad económica nos va a repercutir el mes próximo” y admitió que el temor sobre esa erosión es “muy grande”.

Por su parte, otro ministro de Economía consultado señaló que si bien “aún” no se siente una erosión en las remesas, están “preocupados” por “lo que puede ocurrir en el corto plazo”.

Desde distintos distritos destacaron las estrategias encaradas hasta el momento por la Casa Rosada, incluídas las medidas de estímulo a la economía anunciadas el martes por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Pero las necesidades de recursos de los Ejecutivos provinciales son crecientes, y se vieron agravadas por la necesidad de destinar cuantiosos fondos adicionales al combate de la pandemia.

Por eso desde varias provincias bregaron por una urgente asistencia financiera extra a los gobernadores por parte de la gestión Fernández. “Podrían liberar fondos adeudados a las provincias a través de ATN; la ley lo habilita porque es una situación de emergencia”, afirmaron a este diario desde un distrito.

Según un informe de Economía & Regiones, en enero pasado los envíos de coparticipación a las provincias mostraron un aumento nominal del 38,3% pero una caída real interanual del 10%, producto del impacto de la inflación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario