Puerto de Ushuaia espera inversión de $700 M

Ambito Nacional

El gobierno de Tierra del Fuego evalúa tres ofertas presentadas en la licitación pública para ampliar el puerto de la ciudad de Ushuaia, una obra que demandará una inversión de $700 millones y un plazo de ejecución de 18 meses.

Los trabajos tienen como objetivo construir 80 metros adicionales del muelle comercial y un dolphin de amarre de 20 metros, lo que implica una superficie adicional de 2.400 metros cuadrados, informaron desde la Dirección Provincial de Puertos .

La terminal portuaria fueguina constituye una de las importantes del país en la recepción de cruceros turísticos (salvo esta temporada por la pandemia de coronavirus) aunque también recibe carga de contenedores, con materia prima para la industria, y buques pesqueros.

Sin embargo, las instalaciones no se amplían desde 1999, debido a que varios intentos fracasaron por incumplimientos contractuales de las empresas adjudicatarias: el último de ellos durante la gestión del expresidente Mauricio Macri.

Es por eso que la provincia resolvió encarar la obra con fondos propios, provenientes de un endeudamiento de bonos en dólares, y llamó a la licitación cuya apertura de sobres se realizó el martes.

Como consecuencia, tres grupos empresarios presentaron cotizaciones: la Unión Transitoria de Empresas (UTE) Panedile Argentina, Nakon Sur SA y Concret Nor SA, la constituida por Dyopsa y Cóccaro Hermanos, y la conformada por Gada SA, Ecas SA y Dos Arroyos SA.

El subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación, Leonardo Cabrera, estuvo presente en el acto de apertura de sobres y destacó allí que la obra “es el inicio de algo muy importante, esperado y anhelado por los habitantes de Ushuaia”, a la vez que se comprometió a seguir trabajando “en conjunto” con la provincia.

Cabrera remarcó las gestiones realizadas desde el Ministerio de Transporte, a cargo de Mario Meoni, y se refirió a la “impronta de federalismo” impulsada por el presidente Alberto Fernández.

El funcionario también dijo que la obra representa un avance en la concreción del llamado “Polo Logístico Antártico” que implica absorber la prestación de servicios a los buques que recalan en Ushuaia como puerta de entrada a la Antártida, “en una actividad cuyo potencial en materia marítima y portuaria es incalculable”, afirmó.

Por su parte la vicegobernadora fueguina, Mónica Urquiza (a cargo del Poder Ejecutivo), calificó al emprendimiento como “histórico”, debido a las veces que fue prometido e intentado por gestiones provinciales y nacionales, sin que nunca se pudiera concretar.

“Desde los años 90`ya sabíamos que el crecimiento del turismo hacía necesaria esta obra. En este momento que nos toca pasar de pandemia, tenemos que tomar esto como una oportunidad para poder concretar el proyecto y empezar cuanto antes con los trabajos”, señaló Urquiza.

También mencionó que en los próximos meses se encararán otros trabajos, como la construcción de una terminal, la actualización de los sistemas de seguridad y el mejoramiento del muelle de catamaranes, desde donde parten las excursiones al Canal Beagle.

La fallida ampliación del puerto fueguino registra los antecedentes de 2006, cuando fue anunciada por el exgobernador Hugo Cóccaro, 2012, cuando hizo lo propio el exvicegobernador Roberto Crocianelli y 2016, cuando el Gobierno nacional de entonces llegó a adjudicar los trabajos a la empresa Perfomar, que en 2018 rescindió el contrato sin completar las tareas.

Dejá tu comentario