Adiós al sueño de la pickup Ford-VW

Autos

Esta nota dio la primicia del final de proyecto Cyclone. Se publicó el viernes en el portal del diario. Hoy se reproduce junto a un análisis en la columna A Rodar.

El proyecto ya había entrado en una zona crítica por la caída del mercado regional en los últimos años y las rispideces que venían teniendo las dos empresas durante la negociación pero ahora todo se complicó. El plan para la producción de una pickup conjunta en Sudamérica entre Volkswagen y Ford fue dado de baja por decisión de la automotriz alemana. Así lo comunicó desde Brasil un alto ejecutivo de la marca estadounidense para la región, durante una teleconferencia con proveedores de ese país y la Argentina. “No va más” dijo el directivo quien no ocultó su malestar al reconocer que ya había sido notificado por la otra automotriz. Uno de los participantes de la “call” quiso indagar sobre los motivos de la compañía alemana para tomar esa supuesta decisión y como respuesta recibió un escueto “pregúntenle a Volkswagen”.

collage 167x100mm.jpg

El proyecto Cyclone – como se denominaba internamente en las dos compañías bajó la numeración 573– consistía en la producción de una pickup conjunta que unificaría a las actuales Ranger y Amarok en base a una alianza a nivel global firmada hace dos años. Hasta ahora, la idea era que el modelo fuera producido por Ford en la planta de la localidad bonaerense de General Pacheco. De ahí, se entiende el enojo del directivo al comunicar el fin del proyecto ya que significaba fortalecer la situación de la planta argentina que quedó con más de la mitad de su capacidad de producción ociosa tras la salida de línea del modelo Focus.

El alto ejecutivo aclaró, ante una pregunta de un proveedor, que el levantamiento de los planes en Sudamérica no implicaba que se suspendiera también en el resto del mundo por lo que podría haber una pickup “melliza” pero no producida en la región. El proyecto Cyclone tenía como objetivo fabricar entre 100.000 y 120.000 unidades anuales. Hoy Ford produce poco menos de 50.000 unidades de Ranger mientras que Volkswagen supera ese número de Amarok, hoy su único modelo de fabricación local tras la salida del Surán. Esta terminal tiene ejecutada una inversión de u$s650 millones para fabricar un SUV que se conoce, por ahora, como Tarek.

Además de problemas de costos y de caída de mercado, la decisión de la marca alemana tendría que ver con este enroque de modelos. Al dejar de fabricar la Amarok en su planta, se quedaría sólo con el SUV por lo que pasaría a tener el problema que enfrenta hoy Ford: producir a la mitad de su capacidad instalada. Volkswagen estaba negociando un nuevo modelo que reemplazara a la Amarok para llegar entre los dos vehículos a fabricar 100.000 unidades anuales. La falta de definición de una nueva inversión, agravada ahora por la pandemia, pudo haber sido uno de los motivos de esta automotriz de dar marcha atrás y preservar la producción de Amarok en su planta más el proyecto Tarek que le permitiría llegar a ese número.

El directivo fue consultado por otro de los participantes de esta videoconferencia sobre si Ford podría recibir un nuevo modelo en Pacheco para no trabajar a mitad de su capacidad pero descartó esa posibilidad. Sólo confirmó que a partir de mayo se comenzará a recotizar las piezas para la nueva Ranger, prevista para el 2022, con una producción estimada de 60.000 unidades. Consultada la filial local de Ford sobre la información, ratificaron que los planes de Ranger en la Argentina siguen como estaban previstos pero que no iban a hacer comentarios sobre negocios de otras empresas

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario