Brasil se afirma en exportación de carne

Campo

Las exportaciones brasileñas de carne bovina aumentaron 54,9% entre enero y abril de este año, y el sector aspira a cerrar el año con ventas de 2.000 millones de dólares, informó este martes la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carnes (ABIEC).

Ese sensacional aumento fue favorecido con el freno que Estados Unidos tuvo que imponer a sus ventas internacionales, tras la detección de un caso de «vaca loca» en diciembre, que llevó a 30 países a suspender esas importaciones.

La información fue divulgada por la Agencia de Promoción de Exportaciones de Brasil (APEX) en el lanzamiento de un programa para promocionar la carne brasileña en el mundo, en el que se invertirá 1 millón de dólares. Con ese programa, Brasil pretende consolidar sus mercados tradicionales (Unión Europea, este europeo, Oriente Medio y Suramérica) e incursionar en mercados nuevos (China, Japón, México y Estados Unidos), informaron el presidente de los exportadores, Marcus Vinicius Pratini de Moraes, y el de la agencia exportadora del gobierno, Juan Manuel Quirós.

Brasil es hoy el mayor exportador de carne bovina del mundo y prácticamente ha duplicado sus ventas internacionales desde 2000.
En 2003, las exportaciones brasileñas de carne bovina alcanzaron 1.509 millones de dólares.

En 2004 los exportadores aspiran a elevar ese número a al menos 1.800 millones de dólares, con la posibilidad de llegar a cerca de 2.000 millones, y en 2005 la meta es 2.200 millones de dólares, dijo
Pratini de Moraes.

Brasil
vende 42% de su carne a la Unión Europea, 11% a Chile, 10% a Estados Unidos, y 13% a Oriente Medio, sus principales mercados. Uno de sus objetivos prioritarios es conseguir de Estados Unidos el permiso para exportar carne fresca in natura, ya que actualmente es sólo aceptada la procesada. Por eso, lo considera un posible nuevo mercado.

De Europa, los brasileños esperan un acceso mucho más fácil. Pratini de Moraes dijo que el sector está totalmente descontento con la última oferta de los europeos, que propusieron recibir 100.000 toneladas anuales con una tasa de 20%, la mitad de las cuales recién sería incluida al término de las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Según él, los brasileños aspiran a elevar esa cuota a 300.000 toneladas. «Esperamos que mejore esa oferta, ya que Europa es nuestro principal consumidor, y estamos pagando tasas elevadísimas de acceso», puntualizó.

Con un rebaño de 180 millones de cabezas, Brasil exportó 1,3 millón de toneladas de carne bovina en 2003, que supone 20% del mercado mundial. Aun así, los brasileños son los principales consumidores de su carne, ya que consumen 35 kilos per cápita.

Dejá tu comentario