14 de junio 2024 - 11:21

Cambios en RIGI generan expectativas en el campo y esperan "grandes inversiones"

En el sector agropecuario y agroindustrial celebraron la aprobación en el Congreso del proyecto de Ley Bases que había impulsado el ejecutivo. El sector foresto industrial podría tener un glorioso despertar productivo.

Uno de los cambios que se introdujeron en el recinto de la cámara alta durante el tratamiento del proyecto de la ley bases fue la delimitación de los sectores que podrán aspirar a acceder al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

Uno de los cambios que se introdujeron en el recinto de la cámara alta durante el tratamiento del proyecto de la ley bases fue la delimitación de los sectores que podrán aspirar a acceder al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

La reciente aprobación de la ley Bases en general, gracias al voto definitivo de Victoria Villarruel como titular de la Cámara de Senadores, provocó una gran cantidad de repercusiones positivas en los sectores productivos.

Casi con unanimidad, el grueso de las entidades que representan al sector agropecuario advirtieron que la aprobación de la ley permitirá al Gobierno avanzar en las reformas que se requieren para la reorganización de las políticas económicas y sociales, que según distintos referentes del agro que fueron consultados por Ámbito “son sumamente necesarias para el crecimiento y desarrollo económico del país”.

Es que quienes buscan ampliar su producción e invierten campaña tras campaña en el campo como lo hacen pocos sectores en la economía, esperan que a partir de esas políticas comience a transitarse un camino hacia la reducción de impuestos. Especialmente lo esperan quienes se dedican a la agricultura, donde esta depositada a través de las retenciones, la mayor presión fiscal.

Desde la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, presidente de la entidad, aseguró a Ámbito que “esta sanción contribuye a generar un nuevo marco institucional en nuestro país. Y si bien hay que esperar la ratificación de las modificaciones en la Cámara de Diputados, estamos convencidos que este paquete contiene las bases para el crecimiento futuro. Después tendrán que venir las eliminaciones impositivas, que al día de hoy son una traba para generar riqueza y desarrollo”.

Carlos Castagnani, titular de Confederaciones Rurales Argentinas aseguró a Ámbito que “el hecho de que haya sido aprobada la ley lo vemos como algo positivo, porque es una herramienta que necesitaba el Gobierno para llevar adelante sus políticas. Ahora con la ley sancionada pedimos al Gobierno que pueda desarrollar las políticas que había prometido”. Con cierta cautela, advirtió Castagnani, que “por ahora es una buena noticia”.

Desde CRA, confiaron en que la ley bases contribuirá a una mayor seguridad jurídica, lo que es vital para el desarrollo económico y social, ya que brindará a ciudadanos y empresas un entorno más estable para planificar sus actividades y decisiones”.

En el sector empresario, una de las primeras entidades en manifestar su apoyo fue el Consejo Agroindustrial Argentino. A través de las redes sociales, la entidad que representa a las economías agroindustriales de todo el país y que genera el 12,4 % del empleo nacional y el 67 % de las exportaciones totales, proclamó que “la ley ofrecerá las herramientas que permitan ir hacia una macroeconomía más estable, avanzando en las reformas necesarias que modernicen el marco normativo, desburocratizando y racionalizando el Estado Nacional, a la vez que propone un perfil exportador a nuestra economía”. Además, la entidad destacó “la construcción de los consensos legislativos que permitieron la aprobación de la ley y de esta forma posibilitar que el Gobierno Nacional avance con las reformas que necesita la economía para su recuperación y promoción del desarrollo económico y social para todos los argentinos”.

En tanto, el sector de la industria frigorífica exportadora respaldó firmemente la reciente aprobación de la ley bases y del paquete fiscal en la cámara alta. Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores ABC celebró “avanzar con las transformaciones que votó mayoritariamente la sociedad argentina”, y detalló que "necesitamos dar una clara señal a los mercados, al mundo y a los argentinos que nuestro país avanza hacia el equilibrio fiscal, apuesta a la inversión privada y moderniza su sistema laboral. Todos estos ejes han encontrado un consenso mayoritario”.

Las grandes inversiones

Uno de los cambios que se introdujeron en el recinto de la cámara alta durante el tratamiento del proyecto de la ley bases fue la delimitación de los sectores que podrán aspirar a acceder al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI). Este programa establece beneficios impositivos, aduaneros y cambiarios, además de estabilidad fiscal por treinta años, a los grandes proyectos que requieran inversiones superiores a los u$s200 millones.

Las inversiones que accederán a este beneficio deberán estar relacionadas con proyectos de los sectores de turismo, infraestructura, minería, petróleo y gas, tecnología y foresto-industria, donde la principal atracción serían las plantas de celulosa.

Este tipo de iniciativas podrían potenciar pymes locales, ya que al menos el 20% de la obra enmarcada en el RIGI tiene ese requisito, aunque dichos proveedores deberán demostrar que sus propuestas son “competitivas en términos de precio y calidad”.

Claudia Peirano, directora ejecutiva de AFOA, expresó a Ámbito la conformidad por la inclusión del sector forestó industrial en el RIGI, por el reconocimiento del potencial que tiene el sector para atraer grandes inversiones. “el tren que pasó por Uruguay y por Brasil, que implicó inversiones de más de 30 mil millones de dólares en los últimos 20 años y que ahora mira a Paraguay, ahora mira a nuestro país.

Según Peirano, en una reciente charla con AFRY (una importante consultora internacional en temes vinculados a la industria) les confirmaron que “por primera vez están recibiendo consultas concretas para invertir en Argentina, por las características que tiene el sector para poder crecer en industrias de base forestal”.

La especialista agregó que “la derogación de la ley de tierras y ahora con el RIGI, se generan condiciones de mediano y largo plazo similares a las de nuestros vecinos en la región”. Es importante tener en cuenta que nuestro país compite con Uruguay y Paraguay, que ofrecen condiciones muy atractivas a los inversores.

Por último, Peirano aseguró que “lo que Argentina necesita es mostrar una actitud favorable a las inversiones y la ley bases mostró eso y además incluyó al sector foresto industrial en esa mirada. Esta cuestión política es mas importante que la ley en si misma porque trae implícito el respaldo político que necesita la Argentina para ser tenida en cuenta por el mundo”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar