Dicen en el campo...

Campo

... que, contrariamente a lo que suele ocurrir, en este caso el feriado del lunes 18 por el Día de la Bandera agregó un motivo más de encuentro para la gente del campo, debido a la visita presidencial a Rosario, justamente a la Bolsa de Comercio, lo que se sumó a los festejos de un nuevo aniversario de la entidad que nuclea a los criadores de cerdos -el número 85-, en el Hotel Alvear, el mismo lugar que eligió el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), que preside Don Julio Werthein, para convocar a un almuerzo al embajador de Francia, Frederic Du Laurens, y cuya charla en algunos momentos orilló los límites de la diplomacia. A esto se agregó la apertura de los cursos del Centro de Estudios e Investigación para la Dirigencia Agroindustrial (CEIDA), en la sede de la Sociedad Rural Argentina, en la calle Florida, y otras reuniones, relativamente menores, pero todas muy jugosas en comentarios. Por caso, se habló bastante sobre la supuesta movida del «hombre de Agricultura» del vicepresidente Daniel Scioli, en caso de que sea electo como gobernador de la provincia de Buenos Aires. Se dice que el elegido ya se reunió con el actual titular de la cartera, Raúl Rivara, en una extensa visita al Parque Pereyra Iraola, sede de la cartera bonaerense. Se trataría de un académico, aparentemente «sugerido» a Scioli por un empresario del sector, muy mediático últimamente y bastante controvertido. El hombre en cuestión, hasta ahora se desempeña en el área de avenida San Martín en la Capital Federal. Para los que no son de la zona, por allí están las facultades de Veterinaria y de Agronomía.

***

... que, mientras los federados comandados por Eduardo Buzzi conmemorarán hoy los 95 años del Grito de Alcorta, movida de protesta de los «gringos chacreros» que, en aquel momento, dio origen a la actual Federación Agraria Argentina y que ahora, como entonces, incluirá movilizaciones y marchas en distintas partes del país que convergerán sobre la Plaza de Mayo el próximo jueves, no pocos comparan aquella situación de los pequeños productores con la actual. También de esto se habló mucho recientemente, durante la Jornada para la Erradicación del Trabajo Rural Infantil, muy comentada por algunos funcionarios internacionales, como la gente de la FAO, por la envergadura y el compromiso que cobró. Tal vez para eso haya contribuido un hecho bastante poco conocido: desde el emblemático sindicalista José Ignacio Rucci hasta el actual titular del gremio de los trabajadores rurales, Gerónimo Venegas, pasando por el capo máximo de la CGT, el camionero Hugo Moyano, todos ellos fueron trabajadores rurales de niños. Para tener en cuenta.

***

... que, entre tanta reunión distinta, la de la Bolsa de Rosario fue de las más comentadas, en especial, porque es la tercera vez que el presidente Néstor Kirchner, esta vez con su esposa Cristina, realiza a la entidad que, sin duda, constituye casi el emblema de la agroindustria argentina (de hecho, es el centro de la principal región agroindustrial y, ahora también, será el principal polo de biocombustibles).Pero como todos tienenmuy claro lo que el campoy su cadena representan para el mandatario (nunca fue, por ejemplo, ni a la inauguración de la Rural, ni a las principales muestras dinámicas del sector), la visita quedó enmarcada, entonces, sólo en las necesidades proselitistas de las próximas elecciones presidenciales que, en el caso de Santa Fe, no parecen demasiado alentadoras para la pareja presidencial. Esta «3ª» visita coincide con la cantidad de veces que el mandatario promete las obras de la Ruta Nacional 9, y el completamiento de la Hidrovía, que tampoco fueron la excepción esta vez. Igual, el gobernador Jorge Obeid se desesperó por atenderlos, mientras una muy arreglada Primera Dama apenas reparaba en la muy poco producida ministra Felisa Josefina Miceli, con apariencia de muy cansada. Allí, además de los avatares políticos entre los Bielsa (ambos hermanos) y Rossi, la presencia de sus gobernadores, incluido Felipe Carlos Solá de Buenos Aires, y hasta el ministrocandidato Ginés González García, la gente del sector prefería analizar las alternativas de las ya ahora famosas compensaciones que no terminan de llegar nunca a manos de los productores. De hecho, si se analizan los muy bajos montos ya distribuidos, mayoritariamente fueron a parar a manos de empresas entre medianas y grandes y, prácticamente, no se encuentran productores entre los beneficiarios. Y, aunque estaban en el epicentro agrícola, del que la Bolsa de Rosario es el corazón, igual los temas ganaderos estuvieron a la orden del día, como el imponente fed lot para 60.000 cabezas que los aceiteros dueños del frigorífico Friar, en el norte santafesino, están terminando en la región. No son los primeros exportadores en encarar estas inversiones y, seguramente, tampoco serán los últimos ya que la industria descarta que deberá asegurarse la oferta de exportación para los próximos años, debido a la debacle que continúa en la producción ganadera local. También se hablaba con algún sarcasmo de las quejas del dirigente frigorífico, otrora oficialista y aliado del ex secretario de Agricultura Miguel Santiago Campos, Miguel Schiaretti, que «demandó» la forma « inconsulta» con que el gobierno avanzó sobre la comercialización en el plan ganadero, ya que contempla la venta troceada en lugar de las media reses. La idea, sin embargo, ya estaba en la Ley Federal de Carne de los 70, y en el proyecto de «corte por lo sano» del malogrado Rolando García Lenzi de los 90.

***

... que un buen gobernantenunca puede estar en contra de que haya cada vez más ricos. Tiene que estar en contra de que haya cada vez más pobres», dijo José Manuel de la Sota, y arrancaron los aplausos de los productores presentes. Algunos, incluso, creyeron ver en sus dichos algún cargo contra las máximas autoridades nacionales. Bastante más directo fue el embajador francés, Frederic Du Laurens, quien dijo durante su disertación en el CICyP que no habrá más garantías para financiamientos desde ese país hasta que no se solucione el tema del Club de París. Igualmente, sostuvo que no habrá acuerdos de comercio en la OMC si no son globales (o sea, que se deberá estar dispuestos a «aflojar» en materia de servicios, etc.), pero «no esperen -dijo- que Francia cambie su PAC (la Política Agrícola Común)». «Fui hasta Rosario en auto y lo que vi no es lo que queremos para Francia. Nosotros queremos nuestros paisajes, nuestro turismo rural, a los productores en sus zonas. No queremos que esté todo vacío». Rara forma, la de Du Laurens, de defender los subsidios agrícolas que alteran el comercio internacional. Tampoco comentó lo que fue, según algunos asistentes, el motivo real de su viaje a Rosario: la construcción del tren bala y la participación de empresas francesas en el aprovisionamiento de materiales y equipos. Bastante más relajado había resultado, en el mismo lugar, aunque la noche anterior, en el festejo por los 85 años de la asociación que nuclea a los productores de cerdos y que preside Juan Ucelli. Allí, aunque todo en un tono muy cordial, también se le reclamó al titular de la SAGPyA, Javier de Urquiza, por los atrasos en la materialización de las compensaciones, y se conversó mucho sobre las posibilidades de la carne de cerdo para aumentar su participación en la ingesta de los argentinos. Y esta vez, las autoridades de la Cámara se aseguraron, más que holgadamente, que no hubiera «déficit» de oferta. Así, las mesas del Alvear, con carne de cerdo asada en todos sus cortes, chacinados y las mil y una vertientes, aparecieron rebosantes. No faltó quien comentara que también para la reunión de Agricultura hubo una oferta de magnitud aunque, en ese caso, parece que manos «amigas de lo ajeno», en la propia sede de la cartera, hicieron desaparecer los cortes que se debían destinar a la degustación. Esta vez, Ucelli y su gente se aseguraron que no ocurra lo mismo.

Dejá tu comentario