24 de diciembre 2001 - 00:00

EE.UU. aumenta sus estimaciones para la soja argentina

EE.UU. aumenta sus estimaciones para la soja argentina
Los mercados continúan flojos, sin muchos altibajos, entrando en un modo de stand-by que caracteriza esta época del año, en la cual los volúmenes operativos de las principales plazas declinan, una vez concluida la cosecha en los Estados Unidos y el clima, aún benigno, reinante en el medio oeste.

Las temperaturas del país del Norte, inusualmente elevadas para esta época del año, generan alguna preocupación respecto del maíz mal ensilado en los campos, que podría tener algunos problemas de calidad.

La actitud que, además, asuman los fondos de materias primas, que en general se encuentran vendidos en granos, podrá determinar algún ligero cambio de tendencia por lo que resta del año si es que se decidiesen tomar beneficios de sus operatorias en los próximos días.

En soja, el mercado sigue observando buenas condiciones climáticas en Brasil y la Argentina, aunque muchas regiones de nuestro país, paradójicamente, comienzan a necesitar lluvias puntuales.
La campaña vieja sigue siendo revisada hacia arriba por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y esto también exacerba el ánimo negativo.

Campañas

Cabe recordar que este organismo amplió su proyección de la pasada campaña brasileña de 38,4 a 38,8 millones de toneladas y la de la Argentina de 26,7 a 27,2 millones en su última estimación.

Esta corrección de 900 mil toneladas determina una cosecha sudamericana de 70,35 millones, tomando a los principales cuatro países productores y excede a la ampliación que el USDA proyecta de la nueva campaña 2001/ '02, de 750 mil toneladas más que lo anticipado en el informe de octubre, gracias al incremento proyectado para la Argentina, que pasa de 28 millones de toneladas a 28,75 millones.

China comenzó su ingreso a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, como parte de las negociaciones, abrirá una cuota de entrada de 2,52 millones de toneladas de aceite de soja este año, además de permitir el ingreso de 2,4 mill./t de aceite de palma, contra solamente un millón del año anterior.

Este esquema favorecerá al mercado de aceites vegetales y resultará negativo para la exportación de poroto de soja a aquél país.

Según Safras & Mercados, ya se implantó 98% del total a dedicar con soja en esta temporada y una estimación de esta consultora será revelada la semana entrante.
Brasil es el segundo productor mundial, con una participación de 20% del total mundial y el comercio de este producto le permite generar 5 mil millones anuales de ventas en concepto de exportaciones. Por su parte, en su «Panorama agrícola semanal», la Bolsa de Cereales informó que ya se han implantado 8,2 millones de hectáreas, o 72% de la superficie total a cubrir esta temporada.

En el informe mensual de oferta y demanda mundial, el USDA elevó los stocks finales de maíz en China en 1,8 millón de toneladas, lo que resulta un total de algo más de 63 millones, que representa la mitad del stock mundial de este producto.

Este incremento obedece a razones logísticas: la mayoría del maíz se encuentra guardada en las regiones del Norte y la principal demanda se genera en el Sur, lo que provoca importaciones de otros países, al resultar mucho más económica esta actitud que la de traer maíz desde el Norte, al que prefieren exportar al mercado asiático.

La cosecha de trigo comienza en pocos días más en la zona núcleo de este cereal, el sudeste de la provincia de Buenos Aires.
Hasta el momento, y según lo revela la Bolsa de Cereales, se cosechó 40% del área cubierta, o 2,7 millones de hectáreas. Con rendimientos de 19.700 kilos por hectárea, hasta el momento se recolectaron 5,3 millones de toneladas.

Hasta aquí la información de esta entidad. Ahora bien, asumiendo que las zonas VI, VII y VIII llegasen a producir
2.800 kilos por hectárea, algo altamente improbable a esta altura, aun así la cosecha total de trigo cuenta con un techo productivo de 16,4 millones de toneladas, cifra muy distante a la prevista por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. En el mercado también se escuchan cifras de producción que no alcanzan los 15 millones.

Los actuales avatares financieros despiertan dudas en el mercado brasileño que no sabe cómo resolverá su estrategia de abastecimiento.
En el «workshop» anual llevado a cabo por el Departamento de Agricultura de la Universidad de Illinois, se obtuvieron algunas conclusiones interesantes en su «Outlook» para 2002:

1- Los EE.UU. volvieron a producir muy buenas cosechas por sexto año consecutivo.
2- El consumo mundial de granos excederá a la producción por segundo año consecutivo.
3- La declinación que viene experimentando el área que se dedica a trigo en los EE.UU. parecería revertirse durante la próxima campaña.
4- Será posible asistir a una nueva campaña récord en Sudamérica en 2002.
5- El uso industrial de maíz se incrementará seguramente en los EE.UU. debido a la expansión en el uso de etanol.
6- Los precios de maíz seguirán deprimidos durante el invierno norteamericano y ellos deberán demostrar alguna mejora durante la primavera para incentivar la próxima siembra.
7- La soja cuenta con poco potencial de suba, limitada por la persistencia de amplias disponibilidades mundiales.
8- El trigo, por su parte, cuenta con buen potencial de mejorar sus cotizaciones debido al achicamiento constante en los stocks finales mundiales. Aconsejan analizar con detenimiento el próximo informe de siembra de trigo de invierno, que el USDA revelará en enero del año próximo.

Dejá tu comentario