El campo espera señales del nuevo ministro de Economía mientras toma fuerza la idea de extender la tregua

Campo

Las entidades agropecuarias comenzaron a analizar la posibilidad de prorrogar por unos 10 días la tregua que vence el 2 de mayo próximo, con el fin de permitir que el nuevo ministro de Economía, Carlos Fernández, pueda reencauzar la discusión.

A cambio, los productores pretenden recibir señales del nuevo funcionario de que se avanzará en esa dirección.

El titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Pedro Apaolaza, se mostró ayer dispuesto a dar "un período de espera" al Gobierno, tras la designación de Fernández al frente del Ministerio de Economía.

También el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, destacó el cambio en el Palacio de Hacienda porque "quiere decir que hipotéticamente van a corregir los aspectos no deseados", y también precisó que esa entidad esperará al "lunes o martes a ver si está esa voluntad".

De esta manera, se abre la posibilidad de extender la tregua que le dio el campo al Gobierno, que finalizaba el 2 de mayo próximo.

"Es probable que haya que darle un período de espera para ver cuál será el rumbo" de la política agropecuaria que decidirá el nuevo ministerio, afirmó Apaolaza en diálogo con una radio porteña.

La dirigencia agropecuaria mostró un gesto negociador al Gobierno al participar ayer en el acto de asunción de Fernández.

Luego de ese gesto, el campo avanzó aún más con las palabras de Apaolaza, quien señaló que "el mundo no se para el 2 de mayo" y quien destacó como "correcta" la presencia de los máximos dirigentes del campo en el acto en el Ministerio de Economía.

Por su parte, Roulet anticipó que la extensión en el plazo de la tregua "no depende" de la gente del campo "si hay señales claras".

"Si las bases me dicen que no hay señales claras y queremos seguir protestando, y bueno yo las tengo que apoyar", manifestó el vicepresidente de CRA, en declaraciones radiales, no sin antes reconocer que ambas partes tienen "que ser muy cautos" en este momento de cambios, cuando se acerca el fin de la tregua.

Dejá tu comentario