Estiman que faltará maíz en Estados Unidos

Campo

El último informe del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA) fue contundente: el recorte en la producción de maíz y el alto uso doméstico proyectado en los EE.UU. determinarán que las existencias finales de ese país resultarán escasas y se requerirá un tamaño de cosecha lo suficientemente alto como para no hacer peligrar las proyecciones que hoy se elaboran en torno al uso de etanol.

Esta circunstancia hace inevitable que el área para dedicar con maíz en la próxima campaña estadounidense crezca de modo significativo, haciendo peligrar también la proyección de siembra de otros cultivos alternativos, como la soja. Claramente, el desarrollo de la industria del etanol augura una excelente perspectiva de precios, al menos en el mediano plazo. Son varios los analistas norteamericanos que vaticinan una siembra de soja radicalmente menor que la del ciclo anterior en los EE.UU., entre ellos Anne Frick, la analista de Prudential Finantial, que proyecta un área de cobertura con la oleaginosa de solamente 28 millones de hectáreas, 9% menos que lo implantado en 2006. Esta circunstancia determinará una fuerte contienda entre las cotizaciones de la soja y el maíz para que este cultivo no siga ganando área a expensas de aquélla.

  • Proyección

    Por el otro lado, el crecimiento de área del maíz en los EE.UU. -y a la luz de las recientes cotizaciones-se proyecta en un rango de entre 2 a 3,5 millones de hectáreas. El año anterior se sembraron 31,7 millones de hectáreas.

    Así, los temas dominantes de este nuevo año son similares a los que existían hacia el final de 2006: fuertes cambios estructurales en la demanda de granos; inventarios mundiales relativamente bajos en relación con el uso proyectado; la limitada posibilidad de contar con un aumento productivo adecuado para atender a una demanda creciente; el crecimiento en las economías de China e India y el persistente interés por parte de la comunidad inversora (fondos) de acaparar instrumentos que les permitan aprovisionarse de materias primas, como un resguardo contra la inflación.

    El informe del USDA del viernes 12, y su repercusión en el curso de la semana pasada permitieron que el Chicago Board of Trade volviese a registrar un nuevo récord operativo en la operatoria electrónica y la de piso, en su segmento de futuros y opciones agrícolas. El volumen total negociado el martes pasado en el CBOT totalizó 1.057.623 contratos, superando así al récord anterior de 1.047.096 contratos registrado el 8 de noviembre de 2006.

  • Soja

    En Sudamérica, la situación de los cultivos de soja sigue siendo promisoria. El área de siembra en Brasil resultó finalmente ser superior a lo esperado pocos meses atrás y las perspectivas de esta nueva cosecha lucen bien, aunque se registra algún exceso de humedad en varias regiones productivas de ese país que hacen temer por algún ataque de roya. La consultora privada Celeres anunciaba que ya se encuentra vendido 35% de la nueva cosecha, comparado con 42% a esta altura del año anterior y 40% del promedio de los últimos cinco años.

    El crecimiento proyectado en el uso de maíz resulta tan importante que algunos especialistas, como Lester Brown, fundador del Earth Policy Institute, creen que las cotizaciones podrían alcanzar niveles sin precedentes en el curso de los próximos 2 a 3 años, como consecuencia del boom del etanol en los EE.UU. Brown expresa que este fenómeno podría generar tumultos políticos en países en vías de desarrollo que resultan altamente dependientes de las importaciones de maíz, como Indonesia, Egipto, Argelia, Nigeria o México.

    Las destilerías de etanol que se encuentran funcionando más las que se pondrán en funcionamiento en el curso de este año requerirán de unos 139 millones de toneladas de maíz para funcionar, hacia el año 2008, duplicando con creces a la actual demanda.

    Por esta razón, consigna el informe de Brown, países como China, que producen pero también demandan importantes cantidades de maíz, se encuentran tomando medidas para asegurar el abastecimientodel producto en su mercadodoméstico, como la de suspender la aprobación de nuevas plantas de etanol en su territorio.

    También en México el gobierno se encuentra preocupado por el elevado costo interno que sufrió el maíz, y las autoridades decidieron autorizar el ingreso de 650 mil toneladas sin impuestos, en un intento de frenar la suba los precios domésticos.
  • Dejá tu comentario