"No hay políticas para incentivar la producción rural"

Campo

«Hace unos meses, la Argentina comenzó a importar carne de Uruguay debido a las políticas intervencionistas del gobierno en el mercado de la carne», sostuvo ante este diario Pedro Apaolaza, presidente de CARBAP, la entidad que realizó el último paro agropecuario, y agregó: «No estamos de acuerdo con las políticas que se implementan para el sector agropecuario porque con ninguna se incentiva a los productores».

Periodista: CARBAP participó de las reuniones en la Secretaría de Agricultura por el tema de las compensaciones en el trigo en donde no se llegó a ningún acuerdo... ¿Cuál es su opinión sobre el tema?

Pedro Apaolaza: Participamos de las tres reuniones con agricultura, sólo fuimos a escuchar; no firmamos nada porque no estamos de acuerdo con el actual sistema de compensaciones. No tenemos nada que acordar con los molineros. Ellos dijeron que no creían que la SAGPyA les pague en tiempo y forma las compensaciones y por eso no aceptaron firmar el acuerdo. Pero la verdad es que de 147 molinos que existen en la Argentina sólo 15 podrían llegar a presentar sus papeles en orden para recibir las compensaciones. Por otra parte, no creo que el precio del pan vaya a subir a pesar de no haber llegado a una solución. Por otra parte, hay que recordar que 90% de los productores vendió mal su trigo, a $ 340 o $ 350, porque lamentablemente el pequeño productor no se puede «sentar arriba de su trigo» como pide el ministro de Asuntos Agrarios, Raúl Rivara.

P.: ¿Qué va a pasar con el gasoil?

P.A.: El grave problema del gasoil es que no hay una política de incentivo de producción. Debo reconocer que el sector agropecuario está beneficiado con el precio del gasoil porque en el mercado local aún está bastante barato con respecto a los precios del mercado internacional. Sin embargo, creo que existen sobreprecios, ya que hoy un productor paga entre $ 1,80 y $ 2 el litro de gasoil. Es mentira que hay escasez, ya que si el productor paga $ 2, el gasoil aparece. Los que puedan pagar estos precios van a poder sembrar sin problemas; pero, como siempre, los pequeños productores que no puedan acceder a pagar estos precios son los que van a pagar los platos rotos. La zona del norte de la Argentina como Chaco es la más desabastecida, mientras que toda la provincia de Buenos Aires sigue teniendo gasoil.

P.: ¿Cómo ve la ganadería?

P.A.:
Cada vez peor. Los precios de las vacas en general están bajando. Esta situación se va a tener que notificar, porque si seguimos así, no vamos a tener más carne para consumir en el mercado interno y ni hablemos de exportar. Es más, incluso podríamos llegar a importar carne. Sin ir más lejos, hace unos cuantos meses que la Argentina importa carne -asado-de Uruguay. Además, el año pasado más de un millón de hectáreas se volcaron a la agricultura porquelos productores consideran que la actividad es mucho más rentable.

P.: ¿La situación no es muy distinta en los tambos, no?

P.A.:
Claro que no. El productor tambero está cobrando 80 centavos por litro de leche, cuando debería recibir $ 1 por litro. Además, las inundaciones en Santa Fe, principal cuenca lechera del país, generaron grandes pérdidas. Esto trajo aparejado que en los supermercados falten lácteos. Al mismo tiempo, estas faltantes van a seguir existiendo porque el precio internacional de la leche es muy bueno, mucho más alto que el del mercado local, con lo cual los productores prefieren exportar.

P.: Luego del paro agropecuario que le realizaron al gobierno, ¿cuál fue su evaluación y qué lograron?

P.A.: Para mí, el paro fue exitoso, sobre todo para dentro del sector, porque logramos la unidad con otras entidades con la búsqueda de un mismo fin. Pero considero que no nos podemos quedar sólo con los paros; por este motivo, participamos de todas las reuniones con el gobierno para plantear todo lo que perjudica a los productores y buscar soluciones.

P.: ¿Qué relación tienen con el gobierno? ¿Qué opina de las decisiones de éste para con el sector?

P.A.: Con el gobierno no tenemos mucha relación. No estoy de acuerdo con las políticas que se implementan para el campo en su conjunto. Mejor dicho, creo que no hay políticas para incentivar la producción del sector.

Entrevista de Soledad Ricca

Dejá tu comentario