Noticias agropecuarias

Campo

Mayor actividad en alimentos y bebidas

Durante los últimos 10 años, el nivel de actividad de la industria de alimentos y bebidas creció 25% y en 2007 exportó 40,3 millones de toneladas por un total de u$s 17.767 millones. Se trata de un nuevo récord para el rubro, que representa 32% del total de las exportaciones manufacturadas argentinas, según indica un informe de la Dirección Nacional de Alimentos de la SAGPyA. Lo que más se exportó fueron aceites y grasas de origen animal y vegetal, con 32,6% del total de los envíos. «Las bebidas no alcohólicas, aguas minerales, bebidas malteadas, vinos y bebidas destiladas tuvieron un considerable incremento en exportaciones», sostiene el informe. Además, en el tercer trimestre de 2007, el sector lideró la generación de valor agregado bruto manufacturero argentino, con un promedio de 23,4%, y se expandió a un ritmo promedio anual de 2,6%, similar al registrado por el nivel general de la industria, cercano a 2,8%.

Interés por warrants

Durante el primer mes de este año, se emitieron warrants en dólares por un valor de u$s 98.349.651 y un total en pesos de $ 17.345.935. Estos datos implican un incremento de 90% en el total emitido en dólares y una disminución de 43% en pesos, comparados con el mismo período de 2007, según datos de la Dirección Nacional de Alimentos de la SAGPyA. Según las estadísticas correspondientes para los productos agroalimentarios, Buenos Aires concentra la mayor cantidad de mercadería almacenada con 38% de los warrants emitidos, continuando en orden de importancia Córdoba con 36% y Catamarca con 13%. El trigo abarca 53% del total de las emisiones en dólares y 79% en pesos. Lo siguen soja y maní (ambos con 14% en dólares) y lácteos (11%). Para los productos agroindustriales, Jujuy concentra 56%, Buenos Aires 17% y Chaco 13%. El tabaco abarca 69%, papel 17% y lanas 4%.

Más envíos de tabaco

El país exportó 103.020 toneladas de tabaco durante todo el año pasado, a razón de u$s 274.972.834. Del total de las exportaciones, 73,01% corresponde a tabaco despalillado, el cual aumentó 10,52% en valor (u$s 245 millones) y 2,83% en volumen respecto del año anterior. Las cifras surgen de un informe elaborado por el Programa de Reconversión de Areas Tabacaleras (PRAT), dependiente del gobierno nacional, que tiende a mejorar el sistema de comercialización del tabaco y desarrollar la producción de Catamarca, Chaco, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta y Tucumán.Según el documento de la PRAT, 61,4% de lo exportado corresponde a tabaco Virginia y 37,2% a Burley, el cual en 2007 experimentó un descenso de 0,16% con respecto al año anterior. El tabaco despalillado -proceso mediante el cual se separa la nervadura de la lámina de la hoja-tuvo un incremento de 7,2% en el precio promedio durante 2007, ya que pasó de los u$s 3,03 por kg en 2006 a un valor unitario de u$s 3,25 por kg. El tabaco tipo Burley tuvo por destino Bélgica, EE.UU., Países Bajos, Filipinas y Portugal; en tanto que para el tipo Virginia las principales exportaciones se destinaron a Bélgica, Paraguay, EE.UU. y Rusia. En el transcurso de 2007, el valor de las exportaciones de tabaco en hoja pasó de u$s 6,7 millones a u$s 5,2 millones; y el rubro cigarrillos de u$s 6,5 millones en 2006 a u$s 9,4 millones. Los destinos principales de las exportaciones de tabaco en hoja fueron Estados Unidos, Uruguay, España y Egipto.

Subsidian uva en Catamarca

El gobierno de Catamarca propuso a los productores viñateros de Santa María, Tinogasta y Fiambalá un precio de $ 0,40 por kilo para uvas de menor calidad. Del total, el Estado subsidiará 7 centavos por kilo, mientras que los bodegueros abonarán 33 centavos por la misma cantidad, informó el ministro de Producción, Luis Mazzoni. Los productores viñateros del departamento Tinogasta le habían solicitado al gobernador Eduardo Brizuela del Moral que «intercediera» para que el precio de la uva se unifique con lo pautado en Mendoza, San Juan y La Rioja, es decir, a $ 0,50 por kilo. Denuncian que «el precio de la uva es muy bajo» y reclaman que «el Ejecutivo agilice todos los trámites para subsidiar 10 centavos por kilo de uva», con la finalidad de «sostener la producción de la cosecha 2008». «Cada vez son menos los que cultivan la tierra, con un sector vitivinícola en franco descenso y una producción que alcanzó el año pasado sólo 15 millones de kilogramos, contra 60 millones de kilos de años anteriores», advirtió el productor Gustavo Reynoso. A esto se suman recientes fenómenos climáticos, como heladas, granizo, lluvias, arrastre de lodo y otros, que dañaron la producción viñatera del departamento Tinogasta. Por su parte, el enólogo local Juan Longo criticó: «El problema es que los productores no quieren insumos, sino dinero, y eso complica arribar a un acuerdo inmediato».

Dejá tu comentario