¿Retenciones o nubes de humo?

Campo

Mientras continúan los incendios en varias provincias y la sequía se mantiene, la nota de la semana fueron, otra vez, las retenciones y lo que finalmente conformó los anuncios unilaterales de ayer en Casa de Gobierno, no solo para el campo.

Mientras continúan los incendios en varias provincias y la sequía se mantiene, la nota de la semana fueron, otra vez, las retenciones y lo que finalmente conformó los anuncios unilaterales de ayer en Casa de Gobierno, no solo para el campo. En medio quedaron la suba de sueldos rurales (32%), las medidas de fuerza de gremios ligados a la exportación; los problemas por las limitaciones a acceder a dólares del sistema, y hasta el “sitio” a San Luis, ahora desde afuera, de parte de productores y proveedores que desde marzo tienen imposibilitado el paso. Reuniones del Consejo Agroindustrial, del Foro de Lide; el Grupo Sema y sus pronósticos; del IICA-Bayer, o de la Bolsa de Bahía Blanca, fueron sólo algunas de las reuniones en las que surgieron nuevos datos locales y regionales, mientras se consolida la caída de producción agrícola local, y se afianzan los precios internacionales.

Dicen en el campo...

…que, sin duda las especulaciones que se dispararon sobre los anuncios de medidas oficiales tendientes a adelantar las liquidaciones de exportaciones, constituyeron el epicentro de los últimos días, especialmente por las derivaciones que podría tener una venta adelantada (caída de los precios locales, por ejemplo). En medio casi pasó desapercibido el nuevo aumento de salarios para el peón rural, de 20% “retroactivo” a julio, y otro 12% a partir de noviembre, discusión que había comenzado con 50%; o la nueva suba de los combustibles luego postergada, pero que la producción agropecuaria ya debe incorporar a sus costos. Todo esto en medio de un malestar creciente por los atrasos en el cumplimiento de cuestiones ya definidas (como devoluciones de impuestos a pequeños productores, etc.) o la renovación de la eliminación de restricciones para exportar cueros crudos que está vencida desde fines de agosto y demorada en Economía, y de particular incidencia en los precios ganaderos por el valor del “recupero” en los frigoríficos. Todo esto, sumado a la poca incidencia de la cartera de Agricultura en las grandes decisiones de política oficial, y prácticamente reducida a participar de cuestiones “indigenistas” y campesinas, pero sin peso en las cuestiones de fondo de las producciones que mueven los números fuertes del país, y a las cuales está abocado ahora el grueso del Gabinete, según se quejan las entidades del sector.

…que, fuera de estas cuestiones, las miradas estaban concentradas en la situación de Chicago, muy influída por las abultadas compras agrícolas de China, y por la evolución de clima que está afectando tanto a la cosecha gruesa de los Estados Unidos, como a la siembra de maíz y soja en Brasil y en Argentina, lo que confiere firmeza adicional al mercado. “¿China está favoreciendo a los EE.UU. con estas compras (abultadas) a menos de dos meses de las elecciones’”, se preguntó el operador y analista Enrique Erize, durante la reunión del Grupo Sema, antes de comentar que “China está armando rápidamente grandes centros de almacenamiento para reservas estratégicas”. “¿Se están preparando para el proteccionismo post pandemia?”, planteó antes de recomendar “coberturas”, pues los precios se pueden debilitar a la entrada de la cosecha estadounidense (que ya se inicia), y/o con la “salida” estratégica de China del mercado, en ese momento. Erize también adelantó que en en la campaña que comienza “Brasil va a tener que comprar más trigo” lo que sumado a la caída que está registrando la producción local por la seca, ya por debajo de 18 millones de toneladas, hace prever firmeza para el cereal de invierno.

“Marzo, abril puede ser una buena alternativa”, dijo. Pero, por supuesto, fue Germán Pueyrredón con sus perspectivas climáticas el que terminó llevándose la atención, en especial, tras confirmar que “octubre está definiendo Niña”, señaló en relación al fenómeno que determina largos períodos de sequía, en especial, en el NOA y en la Pampa Húmeda.

“Todavía faltan heladas fuertes”, aseguró antes de explicar que “las últimas lluvias fueron escasas y sólo beneficiaron al centro y noroeste de Buenos Aires y La Pampa”, y que “octubre va a ser muy difícil para Córdoba, Santa Fe y el NOA”.

que, mientras se conocía que las exportaciones de carne vacuna se proyectan ya en alrededor de 900.000 toneladas para este año, lo que implicarán más de u$s3.000 millones (a pesar de los menores precios que está pagando el principal cliente: China), se conocían también las alternativas de la negociación por la rebaja de retenciones a las carnes enfriadas. Es que el Gobierno ya no sabe como asegurar que los precios al consumo no se muevan, y es consciente que el aumento ya anunciado de los combustibles tiene un efecto cascada difícil de compensar.

De todos modos, con suba de combustibles o no, con o sin retenciones, igual para fin de año se prevé una consolidación de los precios de la carne, entre otras cosas, por la escasez que hay de algunas categorías (como terneros), y del fuerte desfase en otros eslabones de la cadena, como los feed lots (engorde a corral) que vienen trabajando a pérdida con los precios actuales, si no los pueden trasladar al consumo. Igual preocupación, pero más inmediata, están generando las medidas de fuerza de algunos gremios más radicalizados que en esta semana pararon, incluso, las estratégicas exportaciones de granos en el Gran Rosario. Otro tema grave son los incendios que están afectando, al menos, a 10 provincias, en especial, del centro y el norte del país, situación que se puede agudizar si se mantiene la escasez de lluvias en todas esas regiones que, hasta ahora, parece confirmarse, y que en varios casos podrían agudizarse por el accionar de grupos ambientalistas “impidieron” los “cortafuegos” que hacen los productores, justamente para impedir el desmadre del fuego.

Dejá tu comentario