Sin récords por efecto La Niña

Campo

En una temporada marcada por la fuerte irregularidad climática, la producción argentina de soja llegaría a los 47 millones de toneladas -por debajo de los 48,6 millones de la producción del año anterior-y el maíz no alcanzaría el nivel récord que los analistas habían previsto inicialmente.

Una profunda sequía afectóa la soja durante el verano austral, pero las lluvias posteriores aliviaron a los cultivos en algunas regiones, con lo cual se calcula que el rendimiento promedio de la oleaginosa -cuya siembra ya concluyó, con 16,9 millones de hectáreas-sería de 2,8 toneladas por hectárea en la temporada 2007/08.

El fenómeno climático de La Niña dejó huella sobre la porción central y sur del área agrícola, pero el Norte nuevamente lograría productividades muy buenas -mejores que las habituales- que balancearían una campaña nacional muy aceptable», indica el informe semanal de granos que realiza la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En la campaña anterior, la producción argentina de soja fue de 48,6 millones de toneladas, con rendimientos extraordinarios de 3,016 toneladas por hectárea.

El gobierno estima que la cosecha de soja 2007/08 podría llegar a entre 45 y 48 millones de toneladas, y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) prevé que la producción argentina alcance los 47 millones de toneladas. Los datos que surgen desde la Secretaría de Agricultura de la Nación (SAGPyA) coinciden con la Bolsa: el estado de los cultivos es desparejo, ya que las lluvias del verano afectaron de distinta manera a la soja sembrada de forma temprana y a la implantada tardíamente. «Pese a la gran disparidad de precipitaciones ocurridas en áreas de Marcos Juárez -en Córdoba-, puede inferirse que se ha recargado el perfil, con la consecuente mejora del estado de los cultivos», indica el informe semanal del gobierno.

Córdoba es la mayor provincia productora de esta oleaginosa en el país y Marcos Juárez es la localidad sojera por excelencia. «Existen zonas como el norte de la delegación (Marco Juárez) y el sur del departamento Unión, donde las sojas tempranas manifiestan severos síntomas de sequía», añadió la SAGPyA.

Por su parte, la recolección de maíz avanzó con lentitud la semana última, con lluvias recientes que favorecieron el desarrollo de los cultivos sembrados de forma tardía. La Argentina es el segundo exportador mundial de maíz y sufrió una intensa sequía y una serie de heladas que perjudicaron a los cultivos en los últimos meses del año pasado y a comienzos del presente. Esto impediría que la producción 2007/08 alcance el récord previsto inicialmente.

«Comparativamente con la campaña agrícola precedente, el rendimiento medio obtenido es 36% menor, reflejando el impacto de la fuerte sequía sobre los plantíos implantados tempranamente, que son los que se han estado recolectando», indicó la Bolsa.

El rendimiento promedio es, hasta el momento, de 4,94 toneladas por hectárea y se estima que la cosecha de maíz 2007/08 será de 20,5 millones de toneladas, según la entidad agrícola. En tanto, la SAGPyA estima que la cosecha llegará a entre 19 y 21 millones de toneladas; y el USDA, a 21,5 millones de toneladas.

Hasta el viernes, los productores habían cosechado 5,4% de los 3,2 millones de hectáreas implantados con maíz de uso comercial, un avance de apenas 2,1 puntos porcentuales respecto de la semana pasada y de 1,4 punto en relación con el año pasado para esta fecha.

El gobierno dio por finalizada la implantación del maíz del ciclo 2007/08, cuya superficie alcanzó los 4 millones de hectáreas.

Dejá tu comentario