Trigo: rinde y calidad regular en el Sudeste

Campo




































El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha para granos gruesos y trigo. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de porcentaje o arrendamiento en campos de terceros.

La actividad de cosecha de trigo comenzó hace aproximadamente 10 días en la zona, y se habría cosechado entre 40 y 60 % de la superficie. El menor porcentaje corresponde a la zona de Tandil, que en general comienza la cosecha unos días más tarde que el resto de la zona. Esta fecha de inicio, que es considerada temprana para comenzar la cosecha en esta zona, señala en general algún tipo de problemas en la última parte del ciclo. De hecho los rindes son en general bajos y dispares y varían de acuerdo a la localidad. En el partido de Lobería el grueso de los lotes rendía de 25 a 28 qq/ha, con extremos de 18 y 40 qq/ha, mientras que en la zona de Tandil el grueso de los lotes rendía 30 a 35 qq/ha.

La calidad comercial es en general regular, pues hay una alto porcentaje de granos panza blanca, de bajo contenido proteico, y el peso hectolítrico es asimismo bajo. Se ha producido incluso el rechazo de algunos camiones en el puerto de Quequén por la baja calidad comercial.

Los bajos rindes y calidad se atribuyen a las enfermedades que sufrió el cultivo a partir de la espigazón como consecuencia del exceso de lluvias caídas durante la primavera.

Se espera que tanto la calidad como el rinde aumente en la superficie que resta cosechar, debido a que estos lotes han completado su ciclo en forma normal. De hecho ya comenzaban a aparecer partidas de mejor calidad comercial.

Los cultivos de cosecha gruesa evolucionan bien, aunque comienza a notarse la falta de precipitaciones de las últimas semanas. Las lluvias son más necesarias para el cultivo de maíz, que inicia en los próximos días el período crítico de floración.

Dejá tu comentario