27 de enero 2023 - 00:01

Con varios cruces filosos debutó la Comisión para el Juicio Político a la Corte

El jueves próximo darán testimonio todos los denunciantes (diputados, senadores y particulares) por los 14 expedientes que se discutirán. Chispazos entre oficialistas y opositores preanuncian debate friccionado.

CHISPAZOS. Hubo varios cruces que la titular de la comisión, Carolina Gaillard, trató de moderar.
CHISPAZOS. Hubo varios cruces que la titular de la comisión, Carolina Gaillard, trató de moderar.

Con varios choques, interrupciones y pirotecnia verbal entre los diputados del oficialismo y la oposición, ayer se llevó a cabo la primera reunión de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, adonde el Frente de Todos puso en la mira a toda la Corte Suprema. Con el PRO, la UCR y la Coalición Cívica presentes como estrategia acordada entre los bloques en la jornada previa, el kirchnerismo apuntó a resaltar que el Congreso estaba en uso de una facultad constitucional de control y que no se trataba de una embestida contra el Poder Judicial. En la otra vereda, los opositores buscaron identificar la movida con la búsqueda de condicionar un resultado judicial sobre las causas que pesan sobre Cristina de Kirchner. La actividad continuará el próximo jueves a las 11 con el testimonio de los autores de los 14 expedientes que se analizan en el marco del proceso a los cuatro miembros del máximo tribunal, de los cuales cinco son de diputados nacionales, dos de una senadora y siete de particulares.

Los diputados que expondrán sobre sus expedientes serán Vanesa Siley, -que ayer tuvo un fuerte cruce y tildó de “machirulo” al radical Mario Negri, que pretendía interrumpirla-, María Rosa Martínez, Pablo Carro y Eduardo Valdés, por los tres expedientes tramitados por el oficialismo, en el primer caso contra Carlos Rosenkrantz, y en los dos restantes contra los cuatro integrantes del máximo tribunal, y Paula Oliveto, por los dos escritos impulsados por la Coalición Cívica contra Ricardo Lorenzetti. El posicionamiento del partido que responde a Elisa Carrió es particular: solo prestarán los votos para impulsar el enjuiciamiento contra el rafaelino, como único blanco.

La senadora Juliana di Tulio, del Frente de Todos, hará lo propio en relación con los dos expedientes que impulsa contra los cuatro miembros y Rosatti en particular. En cuanto a los particulares, estarán representantes de la Asociación Argentina de Juristas, que solicitó juicio político contra los cuatro integrantes de la Corte, y de la Asociación Civil por la Exigibilidad de los Derechos Sociales, que lo hizo contra Rosenkrantz y Lorenzetti. Los particulares Antonio De Martino, Ricardo La Greca y Patricia Isasa darán sus fundamentos en relación al pedido que realizaron contra los cuatro integrantes, y Pablo Llonto y Diego Sánchez lo harán sobre los escritos presentados en relación al desempeño de Rosattti.

En cuanto a las causales que se abordarán se enumeran el fallo sobre la coparticipación federal y el que retrotrae el funcionamiento del Consejo de la Magistratura. Se cuestiona el fallo para aplicar el cómputo de “2x1” a un represor de la última dictadura militar y se considera que existe una serie de “incumplimientos y desmanejos” en la Obra Social del Poder Judicial de la Nación (Ospjn). También hay acusaciones contra Rosenkrantz por sus intervenciones en causas en las que estaban involucradas empresas para las que había trabajado como abogado defensor. Sobre esa agenda se buscará percutir con una discusión de fondo: a quiénes se convoca en esta instancia. El oficialismo configuró una hoja de ruta con especialistas y testigos; y ahora la oposición busca agregar otros y ONG para que declaren. Por esto, le replican que eso puede darse en la etapa de apertura de pruebas una vez aprobado el dictamen acusatorio de comisión. Para abrir las sesiones de la comisión, que preside la diputada Carolina Gaillard (FdT-Entre Ríos), el FdT logró el quórum con la presencia de sus 16 legisladores.

El cristinista Leopoldo Moreau aseguró ayer que “esta no es la Corte de todos los argentinos, esta Corte tiene dueños que son los 500 empresarios que han obtenido fallos favorables” y los “medios hegemónicos que quedaron desnudos con la ‘Banda de Lago Escondido”, al defender el pedido de juicio político. Rechazó los argumentos de la oposición al señalar que “no hay ningún tipo de circo, patoteada o amenaza, se está llevando adelante la facultad que establece el artículo 53 de la Constitución Nacional”. “Cuando se habla de circo, se argumenta que está destinado al show porque no se va a reunir los dos tercios, pero no tuvieron el mismo concepto desplegado como lo hacen ahora cuando otros sectores políticos plantearon juicio político a los miembros de la Corte, por ejemplo, cuando la CC-ARI lo hizo en el caso de Lorenzetti”, aseveró. Juan Manuel López, de la CC, le respondió el jefe del bloque de diputados del FdT, Germán Martínez, quien aclaró que siempre la oposición va a poder tener la posibilidad de expresar lo que quiera sobre la admisibilidad, ya que “las citaciones están claramente reguladas en función de la etapa de pruebas”.

Ante una consulta del diputado del PRO Álvaro González sobre si se conformaría una subcomisión para que continúe con el proceso, el jefe parlamentario del FdT aclaró que “la intención del bloque oficialista es que los elementos sean analizados en conjunto por parte de toda la comisión”. Por su parte, el diputado mendocino del PRO Omar De Marchi calificó la apertura del debate en la comisión como “una puesta en escena que nos ofrece hoy el Presidente”, a quien consideró “el principal impulsor mediático de este circo que montan a diario”. Martínez salió a contestarle: “No venimos a montar ningún circo. Venimos a plantear un camino que está claramente expresado en la Constitución Nacional. Venimos a hacer lo que tenemos que hacer...”, afirmó Martínez, y remarcó que los legisladores del oficialismo no andan “en conciliábulos nocturnos”.

“Estamos ante una situación de gravedad institucional extrema. Estamos ante una crisis en la Justicia argentina, de la cual hay realmente sospechas gravísimas”, agregó el santafesino.

En tanto, el diputado del interbloque Federal, Alejandro ‘Topo’ Rodríguez, anticipó su rechazo a este proceso, al sostener que “no vamos a entrar en la descalificación”.

“No me parece que, por señalar que pensamos distinto, seamos empleados de poderes oscuros. Es la anulación de cualquier respeto por la posición política”, replicó.

A su turno, la diputada del FdT y miembro del Consejo de la Magistratura Vanesa Siley aseguró que el objetivo del juicio político es “preservar la institución (el máximo tribunal) de pésimos funcionarios que tiene la Corte Suprema”.

Desde el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Myriam Bregman sostuvo que la discusión tenía “mucho montaje” y afirmó que a pesar de los llamados a la “despolarización” aparece una iniciativa que -dijo- “le conviene a Juntos por el Cambio”. Por otro lado, varios legisladores del FdT -entre ellas la propia Gaillard- insistieron en aclarar que la comisión no impulsa “un juicio a la Corte” en tanto institución del Estado y cabeza del Poder Judicial sino a sus cuatro miembros actuales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar