Barcelona ganó y ahora depende de sí mismo para ser campeón

Deportes

El conjunto catalán comenzó perdiendo con Villarreal pero dio vuelta el marcador con dos goles de Griezmann y por la derrota de Atlético de Madrid podrá ganar el título sin mirar otros partidos.

Con doblete del francés Antoine Griezmann, Barcelona remontó 2-1 a Villarreal y suma tres puntos que le permiten seguir dependiendo de sí mismo para conquistar el campeonato.

El nigeriano Samu Chukwueze había adelantado a un Villarreal que jugó los últimos 25 minutos en inferioridad por la expulsión de Manu Trigueros tras una entrada a Lionel Messi.

Barcelona es tercero con 71 puntos, empatado con el Real Madrid (2º, con un partido más), que el sábado no pasó de la igualada sin goles ante Betis, y a dos del líder Atlético de Madrid, que por ahora pierde en Bilbao ante Athletic.

"Siempre es favorito el equipo que va por delante. El Atlético está haciendo una Liga increíble", declaró tras el partido Griezmann.

"Estamos detrás intentado dar lo máximo para ser campeones. Lo tenemos en nuestras manos. Sólo falta ganar todos los partidos que tenemos", precisó.

El equipo azulgrana se jugará buena parte de sus opciones de título en los próximos 15 días, ya que el jueves jugará contra el Granada el partido aplazado que tiene, el fin de semana se desplazará al siempre complicado estadio de Mestalla en Valencia y en dos semanas recibirá en el Camp Nou al Atlético, un duelo en el que se podría decidir el campeón.

La visita al Villarreal era una de las más complicadas de cuantas le restan al Barcelona y el equipo levantino demostró por qué está en la zona alta de la clasificación y metido en las semifinales de la Europa League.

El partido comenzó muy dinámico entre dos equipos a los que les gusta el juego ofensivo.

Barcelona sumó ocasiones de gol en los primeros minutos pero sin acierto (Griezmann a los 6, De Jong a los 12 y 16 y Messi a los 18), al contrario que Villarreal, que aprovechó un pase largo de Pau Torres para irse en velocidad de Clément Lenglet y batir en el mano a mano a Marc André Ter Stegen.

Barcelona no se vino abajo y remontó antes de llegar al descanso, primero con un precioso remate picado de Griezmann y después aprovechando un error en la defensa del central argentino Juan Foyth.

Villarreal estuvo cerca de empatar al comienzo de la segunda parte, en una acción del francés Etienne Capoué, pero dos minutos después se quedó con 10 jugadores.

Pese a la expulsión de Trigueros, el equipo castellonenese no se rindió y estuvo cerca de haber arañado un punto, primero en un disparo del ecuatoriano Pervis Etupiñán que salvó Ter Stegen y a poco para el final fue el goleador Gerard Moreno el que remató ligeramente desviado en posición acrobática.

"El equipo tiene mucha hambre de ganar otro título, pero lo mejor será ir partido a partido para poder acabar ganando la liga", declaró tras el partido el técnico azulgrana, Ronald Koeman.

"Hemos reaccionado muy bien al gol del Villarreal. En la segunda parte hemos tenido más pérdidas de balón, a pesar de jugar contra uno menos, no hemos sabido sentenciar el partido. No hemos estado tan finos como en otros partidos, quizá por cansancio", analizó el holandés.

Dejá tu comentario