En su último año en EEUU, Beckham pudo gritar campeón

Deportes

En su último año de contrato, David Beckham se declaró feliz por lograr coronarse finalmente campeón en Estados Unidos con Los Angeles Galaxy, pero se negó a hablar de su futuro.

"Deseaba el título y lo he conseguido", afirmó Beckham, luego de que Galaxy derrotara 1-0 a Dynamo de Houston ante 30.000 personas en el Home Depot Center, de Carson (California), con gol a los 72' de Landon Donovan, figura de la final de la Liga MLS.

"No es el momento de hablar de ese asunto", sostuvo sobre su futuro, ovacionado por el público cuando dio la vuelta al campo junto con sus hijos, en lo que pareció un festejo, pero también una despedida de Estados Unidos.

Beckham, de 36 años, cumplió el contrato de 5 temporadas y 32,5 millones de dólares con los Galaxy, y fue clave para el título, con 15 asistencias, aunque no lució en la final, a causa de un tirón muscular que puso en duda su presencia.

"Fue el año que más disfruté y el título es un cierre perfecto", aseguró Beckham, quien además se dio un gran abrazo con Donovan, el líder del equipo y con quien tuvo diferencias en temporadas pasadas, ante caídas de los Galaxy.

"Es algo especial y agradable el poder mantener la boca cerrada a las personas que pensaban de esa manera", agregó Beckham, en referencia a quienes habían anticipado que su paso por Estados Unidos terminaría en un fracaso.

El crack inglés podría pasar a París Saint Germain o volver a su país, pues quiere formar parte de la selección británica que jugará en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Bruce Arena, técnico de Galaxy, y que ganó su tercer título de liga de la MLS, definió a Beckham como un "campeón", en una final apenas discreta, que parecía marchar a los penales, hasta que apareció Donovan, tras gran pase del irlandés Robbie Keane.

Fue el fin para 6 años de sequía de Galaxy, que tiene el plantel más millonario de la MLS, sólo superado por Red Bulls de Nueva York, en una final que enfrentó a dos equipos que comparten dueño mayoritario.

Dejá tu comentario