Conflicto entre Estados Unidos e Irán enfrió chances de revancha entre Mayweather y Pacquiao

Deportes

La pelea entre el estadounidense y el filipino iba a generar ganancias por 150 millones de dólares, pero inversionistas árabes exigieron "mayores medidas de seguridad" para llevarla a cabo.

Luego de que, por órdenes del presidente Donald Trump, las fuerzas armadas de Estados Unidos asesinaran al general iraní Qasem Soleimani, líder de las fuerzas al Quds de los Guardianes de la Revolución de aquel país, y que el pasado martes se reportara el lanzamiento de misiles iraníes sobre bases de tropas estadounidenses en Irak, inversionistas de Arabia Saudita que llevaron al país de Medio Oriente la pelea entre el inglés Anthony Joshua y el mexicano nacionalizado estadounidense Andy Ruiz, por el cinturón de los pesos pesados, planeaban organizar la revancha entre el norteamericano Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao.

Sin embargo, según el sitio World Boxing News, el interés para efectuar la segunda pelea entre el estadounidense y el filipino podría verse afectado dadas las complicaciones en creces en el conflicto bilateral entre Estados Unidos e Irán, lo que preocupa a Mayweather, considerado el deportista estadounidense mediático y cuya carrera resultó la más lucrativa de los últimos diez años. “Ambos peleadores necesitarían la certeza de mayores medidas de seguridad”, apuntó Phil Jay, del portal norteamericano especializado en boxeo.

on Twitter

Inicialmente, el combate, que estaba pensado para ser el evento estelar del verano 2020, garantizaría para ambos pugilistas una ganancia valuada en 100 millones de dólares para el boxeador estadounidense, mientras que para el también senador en Filipinas la cifra alcanzaría los 50 millones. La primera pelea entre ambos se efectuó en 2015, cuando Mayweahter se llevó el título welter de la OMB, al imponerse por decisión unánime de los jueces.

No obstante, el púgil ha estado inactivo desde 2017, cuando mantuvo un combate contra Connor McGregor, en Las Vegas; aunque su último enfrentamiento ante un boxeador ocurrió en septiembre de 2015, cuando defendió el mismo título ante Pacquiao, frente a su connacional Andre Berto. En cuanto al filipino, de 41 años, viene de arrebatarle el cinturón del peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo al estadounidense Keith Thurman, cuando lo venció por decisión dividida en el MGM Grand Arena, de Las Vegas, en julio del año pasado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario