21 de noviembre 2011 - 13:23

Gallego rechazó la oferta de San Lorenzo

Américo Rubén Gallego le dijo no a San Lorenzo.
Américo Rubén Gallego le dijo "no" a San Lorenzo.
Tras el despido a Omar Asad, la dirigencia de San Lorenzo ya tuvo su primer traspie. Fue en busca de Américo Rubén Gallego y según Héctor Veira, secretario técnico del club, éste rechazó la oferta.

El extécnico de Independiente y River no se puso de acuerdo con lo propuesto desde el club de Boedo y no agarrará el banco caliente que quedó vacante tras la derrota ante Unión del último fin de semana.

Ahora los dirigentes irán por Leonardo Madelón, quien tras el rechazo de Gallego, se postula como el principal candidato a asumir. En caso que éste no acepte, la dirigencia tiene en carpeta otros nombres: Nery Pumpido, Blas Giunta, Alfio Basile y Reinaldo Merlo son las siguientes opciones.

En tanto, y mientras se define la situación, Esteban González se hará cargo del equipo en forma provisoria, junto a Claudio Biaggio.

El primer compromiso del entrenador interino será contra Villa Dálmine, el miércoles próximo en Catamarca, por la Copa Argentina de fútbol.

Por su parte, Asad se despidió del plantel y lo hizo público ante la prensa, en una improvisada conferencia.

En ese aspecto, confió que su idea era la de continuar dirigiendo, que quería "ponerle el pecho" a la situación, pero los dirigentes le comentaron que era mejor que se alejara, en un momento difícil para la institución.

Asad añadió que entendió también la situación que se vivió, que era muy tensa y entonces las partes se tomaron "un poco de tiempo" antes de apresurar alguna decisión.

El ahora extécnico sostuvo que el equipo experimentó "una situación rara en los partidos como local, en los que se perdió con los rivales directos" en la lucha por no caer en la promoción.

"Nunca pudimos encontrarle la vuelta para parar esto. Hemos tenido la mala suerte de armar siempre equipos distintos. Tuvimos muchas carencias, muchos vaivenes por los costados, pero recibí mucho apoyo de los jugadores".

Asad expresó que llegó al club de Boedo "con mucha ilusión como para hacer las cosas bien" y no se le dio a pesar de su estilo de intenso trabajo.

Aclaró además que esta experiencia "va a ser una espina" en sus antecedentes, de "no haber hecho bien las cosas", y recordó que por momentos, el equipo estuvo por dar el paso adelante.

Dejá tu comentario

Te puede interesar