River ganaba bien, pero el partido quedó inconcluso

Deportes

River estaba ganando con más claridad en el juego que en el marcador, cuando Gabriel Brazenas decidió suspender el partido considerando que jugar los 12 minutos que faltaban (9 de tiempo regular y 3 adicionales) era peligroso para la integridad de los jugadores. Debido a que el campo estaba anegado por el temporal que se abatió a partir del entretiempo.

River, con un esquema muy ofensivo (3 mediocampistas de ataque y dos delanteros netos) salió a buscar el partido desde el primer minuto tomando riesgos defensivos. Lo que hizo que hubiera muchas situaciones de gol.

A los 17 se puso en ventaja con el primer gol oficial en River de Sebastián Abreu, que tuvo que definir dos veces para concretarlo. Primero de derecha sobre la salida de Medrán y la pelota pegó en los dos postes y en el rebote de zurda y de rastrón dejando sin chances al arquero.

Ofensivamente River mostraba muchas variantes: la habilidad de Alexis Sánchez y Buonanotte, la potencia de Abreu y la movilidad de Radamel Falcao García, pero en defensa sufría fundamentalmente en el juego aéreo donde Tonelotto y Pacheco le ganaban permanentemente a Cabral y Nasutti.

De un centro cruzado vino la jugada que derivó en el penal que produjo el empate. Penal que no fue, ya que la pelota a Ponzio le pegó las dos veces en el pecho, pero que Brazenas desde muy lejos cobró y Brusco transformó en el empate.

No tuvo tiempo de festejar San Martín, porque de salida Buonanotte en gran definición puso a River otra vez arriba.

Un River, que con el despliegue de Ponzio, empezó a equilibrar su zona defensiva y ya se mostraba menos vulnerable a los contraataques sanjuaninos.

La lluvia torrencial que cayó en el entretiempo anegó el campo de juego y el partido se desmereció como tal. Dentro de este panorama Nasutti de cabeza puso el 3 a 1 y pareció que River caminaba hacia una victoria tranquila.

Ya sin Sciorilli, reemplazado por Augusto Fernández, River manejó la pelota con comodidad y creó muchas situaciones de gol, que entre la gran actuación de Medrán y las pifiadas achacadas al estado del campo de juego no le permitieron aumentar la diferencia.

En cambio, San Martín logró el descuento luego de una gran jugada personal de Martín Bravo, que terminó con un remate de Carrizo al ángulo.

El gol puso incertidumbre en el resultado final, principalmente por el estado de la cancha, porque un mal pique o un rechazo corto le podía dar la posibilidad a los sanjuaninos de empatar. Cerca estuvo Nasutti de marcar en contra de su arco de no ser por una buena intervencióndel arquero Juan Pablo Carrizo. En el juego seguía siendo muy superior River, con un Ortega que jugaba como si el campo estuviera seco y con su habilidad complicaba a toda la defensa.

Después vino la decisión del árbitro Brazenas que dejó el final inconcluso y obliga al primer «asterisco» en la tabla de posiciones.

River quería terminar el domingo puntero, pero deberá esperar hasta que se fije una nueva fecha para disputar los minutos que faltan por jugar. Era superior al equipo sanjuanino, estaba ganando con autoridad pero deberá conformarse con mirar desde abajo a Vélez y a Boca, que quedaron como únicos líderes del Torneo Clausura.

Dejá tu comentario