San Lorenzo le dio otro golpe a Racing

Deportes

San Lorenzo debió batallar en Avellaneda para vencer por 1 a 0 a un Racing que esta vez se llevó los aplausos de su público porque luchó hasta el final con un hombre menos.

Gonzalo Bergessio convirtió el gol de San Lorenzo a los 26 minutos del segundo tiempo y Racing jugó con diez hombres a partir de los 16 del período inicial, por la expulsión de Erwin Avalos.

En el balance de llegadas, San Lorenzo fue algo más pero nunca pudo asegurar el resultado e incluso fue timorato para ir a buscar el partido, algo que hizo decididamente sólo en el segundo tiempo.

Los dos sufrieron en el comienzo pero no por goles del rival sino por accidentes puesto que Sebastián Méndez se lesionó y debió dejar su lugar a Cristian Tula, en tanto que Racing perdió al delantero Erwin Avalos, expulsado después de herir con la punta de su botín al arquero Agustín Orión en el rostro.

Todo esto había ocurrido ya antes de los 20 minutos de juego, lapso durante el cual los dos equipos habían mostrado ambición pero no pudieron vulnerar la valla adversaria a pesar de que San Lorenzo, por intermedio de Sebastián Méndez y Gastón Aguirre, había salvado dos veces en la línea.

En general, los arqueros conjuraron las situaciones más difíciles con más lucimiento de Hilario Navarro que de Orión, quien sin embargo, herido, "bajó" algunos centros obvios y ganó un mano a mano ante la entrada de Roberto Bonet.

El rigor del juego también lo sintió Daniel Bilos de San Lorenzo, cuya cabeza terminó cubierta por una especie de red debido a que otro golpe también le produjo un corte.

Pronto ambos equipos terminaron por desnudar ante el público sus muchas limitaciones,
que sin embargo no supieron aprovechar de uno ni de otro bando para sacar ventajas.

Orión le sacó un tiro tremendo a Diego Manicero arrojándose al palo izquierdo sobre los 43 minutos en otra jugada clara a favor del local.

San Lorenzo dominó el trámite del segundo tiempo en que Racing pareció sentir la desventaja numérica y no cesaron los roces.

En la jugada más clara de San Lorenzo, tras un potente tiro libre de Aureliano Torres, sus hombres cometieron dos fallas consecutivas. El pelotazo dio en la barrera, le quedó al ingresado Cristian Chávez, hubo una mano pero el árbitro dejó seguir y rechazó el arquero en tanto que en la prosecución de la jugada Santiago Hirsig la tiró afuera.

La insistencia de San Lorenzo tuvo una coronación espectacular cuando Bergessio cabeceó en el aire un centro largo de Aureliano Torres y le cambió el palo a Navarro.

El ex Racing no festejó el gol e incluso pidió perdón a la hinchada que tuvo enfrente y en un momento se tapó la cabeza con la camiseta, antes de pedir perdón con las manos unidas.

Ante la impotencia de Racing, San Lorenzo fue a liquidar el encuentro, con algunos inconvenientes al momento de definir, como un tiro de Bergessio que detuvo el arquero y un cabezazo de Romeo que dio en el travesaño.

Y si Racing era impotente, tuvo un rasgo a su favor que consistió en no haber perdido la calma, una de las características de este equipo que no ha ganado en lo que va del campeonato, sumó dos puntos y convirtió dos goles.

Así, Reynaldo Navia tuvo un mano a mano que perdió en forma increíble ante el arquero tras recibir una asistencia impecable de Adrián Bastía.

Dejá tu comentario