Djokovic venció a Thiem y se consagró campeón del Abierto de Australia

Deportes

El serbio logró su decimoséptimo Grand Slam, el octavo en Australia, y se convirtió en el único jugador que ha ganado al menos uno de los cuatro abiertos mas importantes (Melbourne, Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos) en tres décadas distintas.

El serbio Novak Djokovic se consagró hoy campeón del Abierto de Australia al derrotar al austríaco Dominic Thiem en cinco sets y nuevamente es el número uno del ranking nundial.

En una final que estuvo a la altura de las circunstancias, Djokovic se impuso en casi cuatro horas de juego con los parciales 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 6-4 y con esta victoria destronó a Rafael Nadal para regresar a la primera posición.

ABIERTO DE AUSTRALIA.mp4

De esta manera, el serbio logró su decimoséptimo Grand Slam, el octavo en Australia, y se convirtió en el único jugador que ha ganado al menos uno de los cuatro abiertos mas importantes (Melbourne, Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos) en tres décadas distintas.

El encuentro arrancó con Djokovic en modo avasallador. Y casi sin darse cuenta, el serbio se situó 4-1 arriba en el primer set, con dos quiebres en su canasta.

El austríaco logró igualar 4-4 ese segmento inaugural, aunque cometió una doble falta en el décimo juego que resultó fatal para sus aspiraciones. Entonces, Djokovic se adelantó 6-4 en el tanteador.

En el segundo y tercer capítulo, Thiem tomó las riendas del encuentro, con su amplitud y variedad de golpes que generaron contrariedades en un Djokovic, que empezó a sentirse incómodo. Y además, el serbio se desenfocó con sendas discusiones que mantuvo con el árbitro de silla.

El austríaco tomó nota de esas 'licencias' del serbio y se quedó con el segundo set por 6-4. Y luego aprovechó una 'racha' de dos quiebres de saque consecutivos para situarse 3-0 arriba en el comienzo de la tercera manga. Finalmente, Thiem se adelantó en el tanteador, al ganar ese capítulo por 6-2.

Acorralado y con poco margen para el error, el serbio asumió una postura más audaz, tratando de jugar más a los flejes, moviendo a su adversario. La apuesta le resultó al balcánico, que se llevó el cuarto set, por 6-3.

En el último set, Djokovic supo administrar hasta el cierre una ventaja 3-1 que logró, quebrándole el servicio al austríaco.

No sin alguna zozobra, el serbio consiguió sobrellevar los embates de Thiem y festejó su octavo título sobre la superficie dura de Melbourne. Además, Djokovic es el único tenista que se mantiene invicto en lo que va de la temporada 2020.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario