10 de agosto 2017 - 19:14

Toledo y Bruno quedaron en el camino, pero con distintas sensaciones

Toledo y Bruno quedaron en el camino, pero con distintas sensaciones
El argentino Federico Bruno quedó a seis centésimas de pasar a semifinales de la prueba de 1.500 metros del Mundial de Londres 2017, tras quedar este jueves en octava posición en la segunda serie de primera ronda, en una jornada en la que Braian Toledo no pudo acceder a una nueva final mundial en lanzamiento de jabalina.

Al no entrar entre los seis primeros de la carrera que pasaban de forma automática a semifinales, Bruno debía confiar en su marca de 3.43.16, para ingresar como uno de los seis mejores tiempos.

Pero el entrerriano tuvo al final el séptimo mejor tiempo, a seis centésimas del último clasificado, el keniata Ronald Kwemoi (3.43.10), que había entrado delante de él, como séptimo clasificado en la segunda serie, ganada por el barheiní Sadik Mikhou (3.42.12).

El argentino de 24 años, reciente campeón sudamericano de la distancia, que disputó el año pasado la prueba de maratón en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, no pudo acercarse a su récord nacional de 3:38.35, logrado en 2015, ni a su mejor marca esta temporada (3.38.49). Esta fue su primera experiencia mundialista en mayores.

Toledo no pudo repetir las últimas actuaciones personales en el mundial de Beijing en 2015 y en Río 2016, en los Juegos Olímpicos, ocasiones en las que fue finalista y terminó, en ambas ocasiones, décimo.

La clasificación del lanzamiento de jabalina de varones resultó mucho más complicada de lo esperada. Con 83 metros se accedía directo a la ronda definitoria, y hubo 13 apellidos que se metieron en la definición del sábado: como todos llegaron en forma directa, habrá un competidor más que lo acostumbrado.

Aunque de los tres tiros, el atleta nacido en Marcos Paz hace 23 años anuló uno por ser corto, todos resultaron parejos: 75,24 metros, el segundo sin registro, y 75,29. Terminó en el 28° puesto de la general.

El viernes, a las 17.25, la marplatense Belén Casetta, campeona Iberoamericana en Río de Janeiro 2016 y representante argentina en los Juegos Olímpicos de ese año, disputará la final de la prueba de 3.000 metros con obstáculos.

Casetta, de 22 años, quedó sexta en su serie eliminatoria con un tiempo de 9m35s78/100 con el que logró un nuevo récord sudamericano al superar a la brasileña Juliana Paula Gomes dos Santos (9m38s/63/100) en Praga, del 6 de junio del año pasado.

La atleta marplatense pulverizó, además, su propio récord nacional de 9m42s93/1' del 14 de mayo de 2016, en Río de Janeiro con el que conquistó el título Iberoamericano.

Las rivales de la argentina en la final serán las keniatas Beatrice Chepkoech, Celliphine Chespol, Hyvin Jepkemoi y Purity Kirui; Ruth Jebet y Winfred Mutile Yabi (Bahrein); las estadounidenses Courtney Frerichs y Emma Coburn; la jamaiquina Aisha Praught; la australiana Genevieve Lacaze; la canadiense Genevieve Lalonde; Etenesh Diro y Birtukan Fente, de Etiopía; y la alemana Gesa Krause.

Dejá tu comentario