24 de marzo 2011 - 16:27

Vélez logró el ansiado triunfo y mantiene intactas sus chances

Emiliano Papa festeja su gol, que fue el primero de Vélez, junto a Moralez y Martínez en el triunfo de su equipo ante U. Española.
Emiliano Papa festeja su gol, que fue el primero de Vélez, junto a Moralez y Martínez en el triunfo de su equipo ante U. Española.
Vélez Sarsfield le ganó 2 a 1 a Unión Española, de Chile, en el partido que jugaron en Liniers, triunfo con el que mantiene sus chances de acceder a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El encuentro, por el grupo clasificatorio 4, se jugó en el estadio José Amalfitani y al término de la primera etapa igualaban 1-1, con goles de Emiliano Papa para el local, a los 23 minutos, y de Leandro Delgado, a los 33 minutos.

En el segundo tiempo, el goleador de Vélez, Santiago Silva, marcó el tanto de la victoria a los 24 minutos.

El grupo es liderado por Universidad Católica de Chile con 7 unidades, seguido por Vélez y Caracas de Venezuela con 6, y cierra Unión Española con 4.

El éxito del conjunto de Ricardo Gareca fue vital para sus aspiraciones, ya que jugará de visitante los dos próximos partidos por la Copa: el jueves 7 de abril, con la Universidad Católica, en Santiago, y el jueves 14 de abril, con Caracas, en la capital venezolana.

Vélez, ganador de este torneo en 1994, debió sufrir más de lo esperado para ganarle a un discreto conjunto como el chileno, como si le pesara mucho la sombra de la derrota 4-3 con la Universidad Católica hace tres semanas.

Y si el equipo local se llevó la victoria fue por su mayor caudal de individualidades, aunque esta noche la mayoría no tuvo un gran desempeño, al punto que fue importante el ingreso en el segundo tiempo de Augusto Fernández por David Ramírez.

El tanto de Papa, promediando la primera etapa, pareció que encaminaba un cómodo triunfo velezano, pero 10 minutos después un quedo de la defensa le permitió a Delgado "peinar" un tiro libre y establecer la igualdad.

Vélez dominó el campo desde entonces pero careció de claridad y semejó a un equipo "oxidado" en cuanto a ideas.

Pero una serie de rebotes, tras un centro de Maximiliano Moralez, le permitió al olfato goleador de Silva establecer el 2-1 que sería definitivo con un cabezazo.

Unión Española no pudo reaccionar una segunda vez y se quedó mascullando su enojo al término del partido, por una jugada en la que el árbitro brasileño Salvio Fagundes no otorgó la ley de ventaja cuando el uruguayo Martín Liguera se iba solo al gol.

El equipo que dirige José Luis Sierra volverá a jugar por la Copa el 7 de abril, en Santiago, con el Caracas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar