Acciones ganan a las malas nuevas

Economía

Dos ruedas en baja, dos en suba, y la de hoy será la que deba desempatar y determinar finalmente si la semana termina del lado perdedor o no. Es que a pesar del 0,42% que ganó ayer el Dow, al cerrar en 13.545,84 puntos, estamos 0,68 por ciento debajo del último valor del viernes pasado. Si tenemos en cuenta que el costo del dinero (según los treasuries a 10 años) se empinó de 5,169% anual a 5,17% (en realidad, la verdadera suba se dio luego del cierre, cuando la tasa sobrepasó 5,186%) y especialmente que el precio del barril de petróleo pasó de u$s 68,25 a u$s 68,58 (tocó u$s 69,93 por barril durante la sesión), este movimiento parece absolutamente normal y justificado. Incluso el movimiento de ayer se comprende siguiendo estos mismos parámetros, aunque quedan cosas como el 1,8% que gano Exxon ("de lejos" la estrella del Dow, a pesar del retroceso en el precio de su principal producto) o el casi 8% de AMD (recibió un par de "levantadas de pulgar" de los analistas, haciendo que el tecnológico fuera el sector líder de la jornada), que son más difíciles de justificar.

Por alguna razón (se portó algo mejor la gentede Merrill Lynch), los temores al desplome de los grandes fondos en bonos menguaron durante la rueda, siendo desplazados por cuestiones menos complicadas como el índice del sentimiento de los manufactureros en la región de Filadelfia, los indicadores de liderazgo del Conference Board o los pedidos de seguro de desempleo, que justificaron -en cuanto señales de expansión económica-la leve suba de la tasa (el salto luego del cierre se vinculó a nuevos rumores sobre el estado de los hedge funds). Así, el tema petrolero fue el que más marcó el ánimo de los inversores, quienes bailaron al son que les marcaban las noticias provenientes desde Nigeria (donde hay una huelga del sector).

Es posible (no probable) que la resistencia que demostró ayer lo bursátil a las malas noticias hoy no se repita, para entrar en un clásico período mayo-octubre de nula suba. Pero esto no le quita mérito a lo vivido hasta aquí. Hoy, atentos a la colocación del Blackstone Group.

Dejá tu comentario