Acuerdo Zapatero-Prodi por la eléctrica Endesa

Economía

Se conocieron ayer más indicios de que existe un acuerdo entre los gobiernos de España e Italia para obligar a la alemana E.ON a desistir de la oferta pública de adquisición (OPA) que había lanzado sobre la hispana Endesa, que tiene importantes activos energéticos en nuestro país. (Ver vinculada.)

Tras confirmarse que la italiana Enel adquirió 9,9% de Endesa y busca llegar a una participación de 24,9%, se recordó que una semana atrás se reunieron en Ibiza el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro italiano, Romano Prodi. También el presidente de Enel, Fulvio Conti, reconoció que el 16 de febrero estuvo con el ministro español de Industria, Joan Clos.

  • Impresiones

    La irrupción de Enel, donde el Estado italiano tiene 32%, comprando acciones de Endesa, se produjo unas horas después de que Clos dijo que veía más probable una «solución española» para Endesa que la OPA de E.ON.

    «No creemos que el presidente ejecutivo de Enel vaya a hacer esta aparición de última hora si no tiene claro el camino para hacerse con el control de Endesa», dijo ING en una nota, para añadir que «es algo que parece relacionado con la reciente reunión de los gobiernos español e italiano».

    Sin embargo, el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) considera que es sólo una coincidencia. «El ministro de Industria demuestra que tiene muy buena intuición, porque información no tenía ninguna», dijo el secretario de PSOE, José Blanco.

    No obstante, se entiende que el gobierno de Zapatero no puede admitir públicamente que intervino para evitar que E.ON controlara a la primera eléctrica española, porque podría ser motivo para penalidades por parte de la Unión Europea.

  • Crítica

    El Partido Popular, que a través de Caja Madrid tiene estrecha relación con el actual management de Endesa, consideró que el gobierno español suscribió un acuerdo con Prodi por el cual Enel se haría cargo del control de la eléctrica española.

    «La acción arbitraria del gobierno podría perjudicar a millonesde accionistas de Endesa que tienen sus ahorros invertidos. Por razones políticas que no entendemos, quiere dar el control de un sector estratégico a un gobierno extranjero», dijo Miguel Arias Cañete, del PP.

    Sin embargo, también es cierto que Caja Madrid y el PP fueron los que interesaron a la alemana E.ON para contrarrestar la OPA inicial lanzada por la catalana Gas Natural sobre Endesa, en setiembre de 2005, y ahora retirada.

    Según analistas internacionales, la operación Endesa-Enel podría formar parte de un acuerdo más amplio entre España e Italia que alcanzaría al sector de la infraestructura con la fusión entre Abertis y Autostrade, bloqueada hasta ahora por el Ejecutivo italiano.

    Abertis es la empresa española de autopistas que en nuestro país controla los accesos Oeste y Norte a Buenos Aires.

    Se especula que el acuerdo también involucraría las telecomunicaciones, porque incluiría la posibilidad de que Telefónica tome una participación de 10% en Telecom Italia.

    Anteriormente, otras compañías, como el banco BBVA que intentó comprar la Banca Nazionale del Lavoro, fracasaron por la oposición política.
  • Dejá tu comentario