Metalurgia: actividad creció en octubre 1,2% interanual

Economía

Es el segundo mes con signo positivo. En el sector ven un panorama alentador de cara a los próximos tres meses.

De manera gradual y heterogénea, la actividad industrial se pone en marcha. En octubre, la producción metalúrgica volvió a mostrar mejoras incluso frente al mismo mes del año anterior. El crecimiento, según datos de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), fue del 1,2%. Las expectativas de corto plazo muestran un panorama alentador ya que un 78% de los empresarios anticipa que no espera caídas. Preocupa la escalada de precios de las materias primas.

El informe confirma que persisten las distintas velocidades entre los rubros. Fundición y bienes de capital presentaron contracciones que rondan el 9% mientras que autopartes, maquinaria agrícola y carrocerías y remolques repuntan de manera acelerada. “La recuperación por segundo mes consecutivo es un dato alentador, si bien la base de comparación es baja porque los niveles de 2019 eran un piso, el incremento interanual no es un dato que tengamos que desestimar”, dijo a Ámbito Tomás Canosa, director de Estudios Económicos de ADIMRA. Al mismo tiempo, sostuvo que “El desafío es consolidar esta recuperación para todo el entramado metalúrgico porque hoy hay una marcada heterogeneidad”.

La citada diferencia de velocidades se percibe también a nivel regional. Buenos Aires tuvo una disminución de 1,2% interanual y Mendoza registró una contracción de 6,3%, mientras que la provincia de Córdoba logró una recuperación y presentó un alza de 2,3%. Las provincias de Santa Fe y Entre Ríos continúan con un crecimiento muy acelerado, tuvieron subas del 9,5% y 5,4% respectivamente.

En cuanto a las expectativas de corto plazo el relevamiento de ADIMRA muestra un panorama alentador. En este sentido, el 39% de las empresas prevé un aumento en su producción para los próximos tres meses y al mismo tiempo un porcentaje similar estima que al menos no caerá. Sólo el 22% prevé bajas en el nivel de actividad.

“La actividad está subiendo y ya estamos en niveles prepandemia dentro el mercado interno. Están traccionando las autopartes, los repuestos de bicicletas, los insumos para la industria textil y la perfilería para aluminio”, señaló a este medio el empresario metalúrgico Aldo Lo Russo. Además resaltó: “Los márgenes de rentabilidad mejoraron, esto abre el camino para enfrentar la paritaria que viene”.

Los analistas señalan que la recuperación sectorial se debe a que existe una expectativa de devaluación. Entonces, ante la imposibilidad de refugiarse en dólares muchos se vuelcan a los bienes durables. La fabricación de este tipo de productos empuja entonces a la cadena metalúrgica.

“Por supuesto que preocupa el frente cambiario. También la variable de la pandemia, sabemos que sería muy difícil que el Estado vuelva a subsidiar a las empresas de la manera en que lo hizo en caso de que haya una segunda ola”, sostuvo Lo Russo.

Fuentes del sector metalúrgico revelaron a Ámbito que la expectativa para el año que viene es recuperar el nivel de ventas que el mercado interno tenía en el año 2015. Esto representaría un alza del 30%. Pero preocupa aún la escalada de los precios internacionales de las materias primas. Si bien la soja sube y eso es una buena noticia para la macroeconomía del país, casi a la misma velocidad de están moviendo el acero, el níquel y el cobre, que son insumos básicos para cualquier fabricante.

Dejá tu comentario