1 de agosto 2023 - 15:53

Aduana detectó irregularidades millonarias en importaciones para Vaca Muerta

El organismo reclama que la firma que importa maquinaria de forma irregular pague una multa de más de $200 millones.

Vaca Muerta es un yacimiento petrolífero situado en la cuenca neuquina​ en las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza.

Vaca Muerta es un yacimiento petrolífero situado en la cuenca neuquina​ en las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza.

La Dirección General de Aduanas detectó que en 2014, la empresa DLS ARGENTINA LIMITED evadió el pago de más de u$s3 millones en una maniobra de importación de mercadería prohibida que sería utilizada en los yacimientos de Vaca Muerta. Luego de obtener los resultados de la investigación, el organismo reclama que la firma afronte los aranceles y pague una multa mínima de más de $200 millones.

La maquinaria que la empresa de perforación trajo a Argentina no estaba permitida en el país por su condición de usada. La firma sorteó ese impedimento documentando la destinación bajo el régimen de importación temporaria, lo que constituyó una nueva infracción, ya que el artículo 31 del Decreto 1001/82 prohíbe la realización de importaciones temporales entre empresas.

IMG 01 (1).jpg
La extensión del yacimiento de Vaca Muerta es de 30.000 kilómetros cuadrados.

La extensión del yacimiento de Vaca Muerta es de 30.000 kilómetros cuadrados.

La encargada de ingresar la maquinaria al país fue la firma canadiense ARCHER BCH LTD, que pertenece al mismo grupo económico que la destinataria argentina: ARCHER LIMITED. Teniendo esto en cuenta, la maniobra tendría que haberse documentado como una destinación de importación definitiva.

Además de la infracción mencionada, afrontan otra respecto del artículo 970 del Código Aduanero: Transgresiones a los regímenes de destinación suspensiva, que exime a las mercaderías del pago de aranceles, por lo cual el accionar de la compañía le permitió evadir el pago de u$s3.348.117,90 en términos de derechos de importación.

En ese marco, la Aduana denunció a la filial argentina y reclama no solo la cancelación de los aranceles que no pagó en 2014, sino que obligarlos a que paguen una multa de $223.179.643,39, además del abandono de la mercadería en favor del Estado nacional.

Dejá tu comentario

Te puede interesar