Aduana incautó u$s 2,6 millones en 17 meses (Antonini incluido)

Economía

Más de 2,6 millones de dólares en billetes fueron secuestrados en los últimos 17 meses a personas que intentaron ingresarlos en forma ilegal al país. Así lo indica un informe de la Aduana, que releva los procedimientos que se realizaron contra personas que intentaron evadir la declaración del dinero que ingresaban.

De acuerdo con la legislación argentina, todo monto superior a los u$s 10.000 o su mismo valor en otras monedas, debe ser declarado, al igual que la exportación de esa cantidad, salvo que cuente con la autorización del Banco Central.

Uno de los casos emblemáticos del último tiempo es el que tuvo como protagonista al empresario venezolano Guido Antonini Wilson, hoy conocido como «el valijero».

En julio de 2007 y mientras integraba una comisión vinculada a una visita del presidente de su país, Hugo Chávez, el empresario fue sorprendido por agentes de la Aduana con u$s 800 mil dólares que no había declarado, cuando arribaba al Aeroparque.

Durante 2007 y los primeros cinco meses de este año ingresaron al país más de u$s 48 millones en forma legal.

La directora general de Aduana, Silvia Tirabassi, dijo que «durante 2007 se incautaron, en distintas aduanas del país, monedas por un valor de 1,6 millón de dólares, incluido el secuestro del dinero del venezolano Wilson. En los primeros cinco meses de 2008, la Aduana detectó más de un millón de dólares que argentinos y extranjeros pretendían ingresar ilegalmente al país». Si bien el dinero secuestrado es contabilizado en dólares, comprende una extensa nómina de divisas que además del billete norteamericano comprende euros, pesos argentinos, pesos mexicanos, libras, reales, yen, pesos bolivianos, pesos chilenos, y cheques de viajero.

La legislación local indica que los infractores deberán pagar entre 50% y 200% por total del monto excedido a los u$s 10 mil que se permiten eximir de la declaración.

Días atrás, un funcionario aduanero apostado en la zona portuaria de una empresa naviera que realiza viajes al Uruguay desconfió de la declaración jurada de un ciudadano argentino proveniente de la ciudad de Colonia que ingresaba una suma inferior a los diez mi dólares. Inició una requisa en su equipaje y encontró entre sus ropas una riñonera con u$s 72.400.

En ese caso, la Aduana incauta la totalidad del monto, hasta que un fallo judicial determina qué porcentaje retenerle (según las multas contempladas en los artículos 977, 978 y 979 del Código Aduanero).

El dinero de la multa, siempre de acuerdo con esa legislación, es enviado a la Dirección General de Rentas. Esa entidad comunica a la Unidad de Investigación Financiera y a la AFIP del dinero declarado y de aquel que se intentó ingresar ilegalmente, para que investiguen el destino y su utilización.

Sucede que además de la infracción aduanera, el hecho de ingresar divisas ilegalmente puede configurar otro delito como el lavado de dinero o el contrabando, si los valores se hallasen ocultos con la intención de eludir los controles oficiales.

En cuanto al ingreso legal, Tirabassi agregó que «en 2007, el total de declaraciones ascendió a más de 33 millones de dólares y cumplido los primeros cinco meses de este año, suman u$s 15 millones».

Dejá tu comentario