Postergan hasta el 31 julio embargos para empresas con promoción industrial

Economía

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) postergó hasta el 31 de julio embargos correspondientes a un grupo de empresas adheridas al Régimen de Promoción Industrial que procuraron aplicar ajustes por inflación a los créditos fiscales derivados de tal ordenamiento. Así lo dispuso una resolución general firmada por la titular del organismo Mercedes Marcó del Pont.

Se trata de unas 200 firmas que mantuvieron un conflicto con el Gobierno nacional por deudas generadas hasta el 2015 por haber tomado créditos del régimen por encima de los valores que, a criterio de la AFIP, tenían derecho a acceder.

La Ley de Promoción Industrial es la 22.021, originalmente creada para La Rioja a las que luego se sumaron San Juan y San Luis.

El problema surgió con la inflación. Cuando los índices comenzaron a crecer a los niveles desproporcionados que se ven actualmente, estas firmas lograron cautelares de la Justicia que les concedió en primera instancia el derecho a “actualización” de los créditos fiscales, para evitar que se le diluyera el beneficio. El caso líder es el denominado Orbis Mertig San Luis, firma que pidió actualizar créditos generados durante el año de la crisis del 2001. El conflicto llegó a la Corte Suprema la cual le dio la razón a la AFIP.

El tributarista Mario Volman explicó a Ámbito Financiero que “las empresas tomaron esos créditos por “haber solicitado y logrado judicialmente la actualización por inflación de tales certificados”.

Para evitar el colapso de estas empresas, ante el pasivo que se les generó con el organismo, en 2017 se decidió a través de la ley de Presupuesto resolver el conflicto mediante la condonación de la deuda.

Para ello, los anteriores ministerios de Hacienda y de la Producción pusieron como requisito que las empresas deben obtener un certificado de promoción que determine el cumplimiento de sus obligaciones en el marco del régimen. Mientras ello se tramita, la AFIP suspendió los embargos.

El problema es que cuando finalizan los plazos estipulados por el organismo las empresas todavía no logran acceder a los documentos y por lo tanto, no pueden ingresar a la condonación. Se espera que para agosto el tema ya quede resuelto.

En tanto, la AFIP mantiene el plazo original hasta el 31 de marzo próximo sin embargos para las empresas en general. Para ese entonces se estima que ya estará en plena vigencia la nueva moratoria fiscal aprobada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Allí se podrán incluir deudas fiscales, previsionales y aduaneras hasta el 30 de noviembre con planes de entre 60 y 120 cuotas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario