Ahítos, la excusa fue tan sólo vanal

Economía

Podremos hablar y argumentar sobre muchas cosas, pero como "vienen los dados",es casi seguro que (aun con la eventualidadde que hoy tuviéramos una baja) octubrese anota como el mes de mayor suba para las acciones en lo que va de 2006.

Lo interesante del caso es que observando otras variables económicas esta suba parece tener que ver con la propia dinámica accionaría más que con la baja del dólar, la suba de la tasa o los vaivenes de los commodities (bajó el petróleo, pero subió el oro). Es cierto que la baja del viernes, cuando el Dow retrocedió 0,6%, a 12.090,26 puntos, fue la mayor en lo que va del mes y que muchos la vincularon al bajo crecimiento del PBI (el menor para un trimestre cualquiera en tres años, fruto -principalmente- de la caída inmobiliaria), pero lo cierto es que la parte más significativa de la merma se disparó pasada la una de la tarde, cuando el único hecho relevante fue un informe de los analistas de Goldman advirtiendo de una disminución en los despachos de "placas madre" para computadoras.

  • Reacción

    Claro que pensar que algo tan "sutil" como este reporte, que habla más que nada de las fortunas de empresas radicadas en Taiwán y otros lares, fue responsable de la baja es estirar demasiado las cosas. Con trece máximos históricos marcados en las últimas diecinueve ruedas, es posible que lo visto el viernes sea simplemente la reacción de un mercado que venía "sobrecomprado" y aprovechó la primera excusa que se presentó para "ajustar" carteras. Después de todo, las cinco semanas consecutivas de suba que acumula el Dow (en la última ganó 0,7%) son algo que se había visto sólo una vez en los últimos doce meses. Con 94 de los 500 integrantes del S&P 500 presentando balances, los números de la inflación, gasto y consumo personal, el índice ISM ( manufacturas), la confianza de los consumidores, etc., la semana que arranca hoy podría no ser del todo fácil.
  • Dejá tu comentario