Ley impositiva bonaerense: destacan que solo el 7% de las propiedades rurales pagará con 75% de aumento

Economía

Lo asegura un estudio de la consultora Proyecto Económico. Destaca que la recaudación de la provincia se sustenta de ingresos brutos y los inmobiliarios.

Luego que se cayera la sesión especial en la legislatura bonaerense para tratar la ley impositiva y la posterior conferencia del gobernador bonaerense Axel Kicillof en donde calificó de "penosa" la actitud de la oposición, se conoció un informe que asegura que sólo el 7% de las propiedades rurales será alcanzado por el incremento de 75% que plantea el proyecto del oficialismo.

En la víspera, Kicillof reclamó a los legisladores de Juntos por el Cambio que "no obstaculicen el intento de un gobierno por arreglar los problemas, atendiendo primero a los que más necesidad tienen". Rechazó, además, que el proyecto se trate de un "impuestazo" y dijo que la suba del 75% en el inmobiliario rural sólo afecta a 200 productores agropecuarios.

Un informe de la consultora Proyecto Económico destaca que ante las urgencias que heredó la administración Kicillof, hay una “necesidad de una actualización de algunos de los impuestos provinciales, especialmente aquellos que no gravan un hecho imponible que crece nominalmente al ritmo de la inflación, como es el caso del impuesto inmobiliario”.

Al tiempo que recuerda que la recaudación provincial se explica, en primer término, por el impuesto a los ingresos brutos, mientras que el impuesto inmobiliario resulta el segundo en importancia.

CUADRO 1 VAllejos.jpg

Inmobiliario rural

El trabajo advierte que el impuesto inmobiliario representó sólo el 2,66% de la recaudación impositiva de la Provincia en el año 2018 y el 2,70% en los once meses (enero-noviembre) del año 2019. “La nueva administración aspira a sostener su aporte recaudatorio en términos reales, pero dotando de una mayor progresividad al impuesto a partir de diferenciar los incrementos por escalas y gravando por sobre la inflación de 2019 solamente a las propiedades rurales que superan las 2.000 hectáreas”, sostiene.

En esa línea se establece, primero, un esquema de segmentación que beneficia a pequeños y medianos productores. Segundo, se ajusta sobre el valor abonado del impuesto este año 2019, según informa el Proyecto de Código Fiscal remitido al Congreso de la Provincia:

Ajuste fiscal del 15% para las propiedades cuya valuación no supere los $260.870

  • de 35%, entre $260.870 y $816.075
  • de 55%, entre $816.075 y $3 millones
  • de 55%, más de $3 millones y cuando la superficie de la tierra sea inferior o igual a 2.000 hectáreas;
  • de 75% cuando las valuaciones sean superiores a $3 millones y la superficie de la tierra de más de 2.000 hectáreas.

Según el trabajo, a más de la mitad de los propietarios rurales se les aplicará una actualización por debajo de la inflación 2019 que hasta noviembre 2019 fue del 54,6% interanual. Se pagarán en cinco cuotas en el transcurso del año 2020, otorgando un descuento del 20% a quienes opten por cancelar la totalidad del tributo en la primera cuota.

Además, se implementará una serie de exenciones a propiedades pequeñas de hasta 50 hectáreas de producción agropecuaria, y en el caso de la producción tambera, las exenciones alcanzan a las propiedades de hasta 100 hectáreas.

En cuento a números hay 1.303 familias y sociedades que son dueñas de 11.081.138 de hectáreas. Este universo sería alcanzado por el mayor porcentual de ajuste sobre lo que venían abonando. “En total, sólo el 7% de las propiedades será alcanzado por el incremento de 75%. Para ese sector, en términos reales, el aumento alcanzaría al 12,9%”, explica.

Inmobiliario urbano

“En lo que respecta al impuesto inmobiliario urbano, el proyecto enviado estima ajustes progresivos, replicando el esquema del inmobiliario rural” refuerza.

Los ajustes sobre el gravamen con respecto a este año 2019 resulta de:

  • Hasta 15% para inmuebles con valuación fiscal correspondiente a 2019 hasta $303.705;
  • de hasta 35%, entre $303.705 y $498.021;
  • de hasta 50%, entre $498.021 y $680.877;
  • de hasta 75%, si la valuación fiscal es superior a $680.877.

Según estimaciones oficiales, el 86% de los contribuyentes afrontarán aumentos menores de $3.500 para todo el año y se trata de cerca de 3,8 millones de contribuyentes, de los 4,5 millones que afrontan el impuesto. Los propietarios que posean una única vivienda pequeña no pagarán el impuesto: son los casos de propiedades cuya valuación fiscal no supere los $273.600.

“Del análisis de la evolución reciente del impuesto inmobiliario en la provincia de Buenos Aires, es dable observar que los incrementos dispuestos en la ley resultan inferiores a los aplicados, por ejemplo, durante el año 2017 por la administración Vidal cuando el impuesto inmobiliario urbano sufrió incrementos de hasta 60% contra una inflación de 27%”, completa.

"Trabajen, legislen, los bonaerenses no queremos más show", le reclamó el gobernador a los senadores de Juntos por el Cambio y cerró: "Este gobernador no va a aceptar extorsiones para aprobar leyes". Habrá que esperar a lo que pase los próximos días.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario