Alberto Fernández descartó (por ahora) ayuda económica ante las nuevas restricciones

Economía

El Presidente dijo que "hoy por hoy no hace falta". Sin embargo, no cerró la posibilidad de evaluarlo en un futuro "si hiciera falta".

"Hoy por hoy no hace falta" (una ayuda económica) pero no cerró la posibilidad de evaluarlo en un futuro "si hiciera falta" dijo el presidente Alberto Fernández en declaraciones radiales. El primer mandatario resaltó el crecimiento económico que se observa como una explica a la negativa a instrumentar mecanismos de asistencia particulares. En el mismo sentido, el vicejefe de gabinete porteño, Diego Santilli se expresó respecto a suspender el cobro del ABL o brindar asistencia específica a los restaurantes, también en declaraciones radiales.

Tal como anticipó Ámbito el Gobierno nacional no tiene en mente implementar políticas asistenciales como lo fueron en su momento el IFE o el ATP a pesar de las nuevas restricciones.

A juicio del gobierno las nuevas medidas restringen la circulación básicamente nocturna y no afecta a la actividad económica. Las medidas “no son como las de marzo del año pasado”, aseveran.

Por otra parte, en más de una oportunidad el ministro de Economía, Martín Guzmán afirmó que no se volvería a instaurar este tipo de ayudas y cabe recordar que no están contemplados fondos especiales en el presupuesto nacional para atender una segunda ola del Covid.

Justamente por indicación de la cartera económica ya desde el último trimestre del año el gobierno optó por reemplazar los ATP por el programa instrumentado por la cartera laboral -los REPRO - que también significan el pago de una parte del salario de los trabajadores aunque la asignación de esta ayuda tiene un control más exhaustivo que el implementado con los ATP.

De hecho hoy, según informa la cartera laboral, son numerosos sectores de la economía que están siendo asistidos por los REPRO como, por ejemplo, el sector cultural como actividades vinculadas al turismo (hoteles y restaurantes) reciben ayuda del gobierno. A febrero unas 9.925 empresas recibieron REPRO abarcando a más de 300 mil trabajadores. De acuerdo a la información suministrada por la cartera laboral, a febrero el sector de alojamiento y servicios de comida unas 2.713 empresas recibieron esta asistencia y en el rubro comercio unas 990 empresas vinculadas al comercio.

En general las empresas con hasta 5 puestos de trabajo son las mayores beneficiarias por los REPRO con 3.480, le siguen entre 11 y 50 puestos 3.357 y 6 y 10 puestos 1876.

Las nuevas restricciones ya generaron críticas de los sectores que serán afectados y que harán llegar sus reclamos, como por ejemplo, restaurantes y salones de fiestas. Anticipándose a las críticas la respuesta oficial es que “no es en un gabinete económico insensible".

En este sentido, sostienen que el IFE no impidió que aumentara la pobreza y reconocieron que el 42% “los golpeo” aunque esta cifra no los sorprendió.

Como es habitual destacan que se destinan muchos fondos para la cartera de Desarrollo Social a través de la AUH y la Tarjeta Alimentar entre otros planes al tiempo que afirman que el gobierno conoce de “primera mano” cuál es la situación de la gente en los barrios más humildes.

La apuesta oficial es mantener el nivel de actividad económica que “viene muy bien”, señala la fuente. Es más, el FMI revisó su pronóstico elevando el crecimiento del PIB al 5,8% en tanto para el ministro de Economía, Martín Guzmán podría llegar a cerrar el año con un 7%.

Justamente las restricciones que se implementarán para evitar la ola de contagios del Covid-19 tuvieron en cuenta no frenar la actividad productiva.

Desde ya uno de los temas que más preocupan es la inflación y reconocen que el sector informal es “el más golpeado”.

Dejá tu comentario