Alimentos: provisión se normaliza desde el lunes

Economía

Los consumidores volverán a tener góndolas completamente surtidas a partir del lunes próximo. Así coincidieron varios altos ejecutivos de empresas alimentarias y de cadenas minoristas. En tanto, las demás industrias volverán a la normalidad en lo que tarden en llegar los camiones que estaban parados en las rutas hasta ayer.

Uno de los productos clave en la mesa de los argentinos, la carne vacuna, reaparecería en los súper e hipermercados antes que en las carnicerías: igual que sucedió durante los 20 días del paro agropecuario, las grandes cadenas tuvieron proveedores que siguieron entregando (aún con cuentagotas) algunos cortes.

En cambio, las carnicerías dependen del mercado de Liniers, que comenzará a recibir ganado en pie recién el viernes por la noche. El dato no es menor: seguramente por primera vez en su historia Liniers tendrá remates de ganado en pie un sábado, tras los arribos de la noche anterior.

  • Imprevisión

    Una información que trascendió es que esta operación podría haberse adelantado 24 horas si los intendentes de los partidos ganaderos hubieran previsto hacer funcionar las oficinas en las que se entregan las «guías» ( documentos indispensables para que un camión circule con ganado vivo) ayer durante el feriado. Dado que esto no sucedió en ningún caso, las vacas viajarán recién a partir de hoy a última hora, cuando -guía en mano-los productores estén en condiciones de cargar.

    También se dice que el precio de la carne bajaría: tantos días sin oferta harían que Liniers sea inundado de animales, lo que -por lógica- debería hacer descender su valor. Un trascendido indica que Cristina de Kirchner habría « ordenado» suspender las exportaciones de carne hasta tanto se normalice la provisión en el mercado interno, lo que actuaría como otro elemento bajista.

    Por su parte, Alberto Williams, de la Asociación de Carniceros porteña, dijo que «en cinco días podría quedar normalizado el suministro de carne».

    En lo que hace a los productos frescos (verduras, frutas, hortalizas), el abastecimiento quedaría normalizado en las próximas 48 horas, dado que la única dificultad que tenían estos productos para llegar a los consumidores era la imposibilidad de transportarlos. «El sábado, las góndolas y las verdulerías ya deberían estar a full», dijo a este diario una alta fuente supermercadista.

    En lo que hace a envasados -latas, fideos, galletitas, etc.- otra fuente del sector dice que «si bien la provisión se normalizará, también es cierto que volveremos a la situación de antes de la huelga: la industria está en un cuello de botella porque al crecimiento de la demanda no lo acompañó un incremento similar de la oferta, y ya veníamos con escasez de ciertos productos y marcas».

    La leche y los lácteos en general también regresarán rápidamente. El vocero de SanCor, Sergio Montiel, dijo a este diario que «estamos trabajando a pleno y nuestra expectativa es que la semana que viene todo esté normalizado». Ese «todo» no sólo se refiere a la leche fluida («que es lo más fácil de normalizar», dice el ejecutivo), sino a toda la línea de lácteos: desde los «frescos» ( yogures, postres, cremas, etc.) hasta los quesos duros.

  • Urgencia

    «No quiero adelantar una fecha exacta porque quizás nos queda algún punto del país al que no llegamos ese día y se me van a quejar, pero la normalización será muy rápida», asegura Montiel. Sin embargo, el ejecutivo reconoce que el corte de la cadena de pagos que originó el conflicto podría tardar bastante más en recomponerse.

    El resto de los sectores industriales consultados coincide en que todo retornará a su cauce habitual a partir del lunes próximo, como máximo. Para entonces, las consecuencias del paro agropecuario dejarían de notarse, al menos en la superficie.

    De todos modos, se dice que entre la gente de campo está circulando una cadena de e-mails en las que se recomienda no operar con determinadas empresas (algunas de ellas, las mencionadas en su discurso de ayer en Gualeguaychúpor Eduardo Buzzi, presidente de la FAA, pero no sólo ésas) a las que los chacareros identifican como «aliadas al gobierno.

    S.D.
  • Dejá tu comentario