Alivio para ahorristas: se aleja el riesgo de crisis en la región

Economía

La principal economía del mundo, los Estados Unidos, está creciendo bastante menos de lo previsto. Por eso, el súbito descenso de las tasas norteamericanas. A 10 años, apenas 4,59%. Llega el dato en el momento en el que más lo necesitaban los mercados emergentes, incluida la Argentina: hay muchas dudas de inversores sobre lo que pueda pasar en Ecuador, Brasil y hasta en México. Esto sólo permitiría frenar la salida de capitales de la región. Del otro lado, el menor crecimiento de EE.UU. hará bajar commodities. El petróleo ahora iría por debajo de u$s 60.

La caída de la tasa a 10 años en Estados Unidos hasta 4,59% anual puede generar un repunte esta semana de los títulos argentinos, que en las últimas jornadas fueron afectados por distintas cuestiones vinculadas con mercados emergentes. El viernes, los bonos sufrieron nuevas caídas de hasta 1,5%.

Claro que la situación no es tan lineal. En parte, la mejora en el precio de los bonos (y su correspondiente caída de rendimiento) está vinculada por temores sobre nuevos datos que sugieren que la economía estadounidense corre el riesgo de entrar en recesión en vez de avanzar hacia un «aterrizaje suave». Los inversores, por lo tanto, los utilizan como refugio. Si este escenario es el que termina prevaleciendo, la situación para los activos de riesgo del resto del mundo -y en particular para los emergentes- puede complicarse.

Las denuncias que afectaron en Brasil al gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva a pocos días de la elección y las especulaciones respecto a una posible cesación de pagos en Ecuador alteraron el ánimo de los inversores. Pero las encuestas lo siguen dando como ganador al presidente brasileño en primera vuelta. Y respecto a la situación ecuatoriana, el mandatario Alfredo Palacio aseguró en Nueva York que su país honrará los compromisos que tiene por delante. Además, se sumó el golpe de Estado en Tailandia y una fuerte revuelta popular en Hungría.

  • Posible repunte

    Si el mercado logra digerir estas novedades que se produjeron en emergentes, es probable que haya un repunte en los bonos tras la suba del riesgo-país en la Argentina a más de 360 puntos básicoscontra menos de 300 puntosque había tocado a fines de agosto.

    Los principales bancos de inversión en Wall Street creen que la Reserva Federal ya no volverá a aumentar las tasas de corto plazo en lo que va del año. Por el contrario, estiman que a partir de principios de 2007 comenzará una reducción gradual. Se trata ahora de una cuestión de percepciones: algunos creen que pasará de 5,25% a 4,75% anual en el primer trimestre del año próximo y otros estiman que ello recién ocurrirá en el segundo trimestre. La semana pasada, la Fed decidió no hacer cambios en la tasa de corto plazo y dejó entrever que no tiene pensado modificar esta postura en el futuro inmediato, prácticamente descartando nuevos aumentos.

    Las tasas de mediano y largo plazo ya se adelantan al nuevo escenario. Lo más notable pasa por el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidenses a 10 años. De esta manera, la tasa de corto plazo quedó muy por encima de la de largo plazo. Esto demuestra que la expectativa es a una clara disminución de los rendimientos en los próximos meses, que jugaría a favorde los bonos en mercados emergentes.

    Un factor que podría afectar una posible mejora en la cotización de los bonos argentinos pasa por la situación de la economía internacional. Si la actual desaceleración se transforma en recesión (como advierten algunos economistas), esto jugaría en contra de los países en desarrollo, que dependen de las ventas al exterior y del mantenimiento en los precios de las materias primas, principal producto de exportación.

    Los bonos argentinos más afectados la semana pasada fueron los de larga duración, como el Par y el Discount, tanto en pesos ajustados por CER como en dólares. Pero también cayeron (aunque en menor medida) las paridades de bonos de menor plazo, como el BOGAR 2018 y el PRE9.

    En cuanto al mercado de cambios, luego de una jornada de ventas que efectuó el Central a media semana cuando el nerviosismo se apoderó de los inversores con intereses de América latina, el dólar volvió a operar el viernes con tendencia bajista, lo que motivó nuevas compras -cerca de u$s 25 millones- de la institución que preside Martín Redrado.
  • Dejá tu comentario