Apabulló Bovespa; nosotros, modestos

Economía

Sin dudarlo, la gran figura del miércoles resultó la plaza brasileña y que, de modo individual, se despegó de todos para alcanzar una avalancha compradora y un poder alcista que la situó en más de 6 por ciento para el día. Mientras tanto, nadie se emocionaba por el anuncio previsible de la Reserva Federal sobre las tasas, y el índice Dow quiso salir a festejar, lo que ya estaba «descontado»: por lo que se fue desvaneciendo en el desarrollo y terminó pidiendo la campanada de cierre: casi neutro.

Entre las dos puntas del péndulo, se instaló modestamente el accionar del Merval local. Eludiendo el apagón de Wall Street, pero lejos de poder captar algo del brillo del vecino Bovespa.

Nuestro indicador estuvo afirmándose como mínimo en el nivel de clausura previo, «2.070» puntos, después alcanzó a saborear nuevamente la frontera superior y con «2.100» puntos de máximo. Finalmente, declinando algunas unidades y para cerrar en los «2.095: que le depararon una rueda alcista, en términos de 1,23%. Esto, en lo que hace a la nómina completa, que al reducirla el listado sólo local -el «M.AR»- se mostró mucho más apático y con suba de apenas 0,3 por ciento.

  • Negocios, bien

    Alcanzando los 96 millones de pesos de efectivo, en acciones, retuvo algo más de 7 por ciento sobre los totales del día. Volumen aceptable para dar liquidez sin problemas, hubo «48» alzas contra sólo «27» plazas en baja, confirmando una rueda de tenor de mejora. El mes: diluido el curso de abril, a la cabeza se colocó el Bovespa con su brillante última fecha. Nada menos que 11,3 por ciento de aumento. Lejos el Dow, con solamente 4,5 por ciento, muy laboriosos. Y con huellas claras de inquietudes locales, el Merval resultó «patito feo» del cuarto mes. Porque quedó con pérdida de 3,9% y regalando un período que, a los otros, resultó positivo. La Bolsa, amargada.
  • Dejá tu comentario