Aun con las dudas, se sigue de fiesta

Economía

Cuando estamos hablando del 18º récord del Dow en el año y la suba más larga (22 de 25 ruedas) desde 1955, achacar lo sucedido a algo tan puntual como fue la mejora de la productividad (por más que creciera al doble de lo esperado), al menor incremento del costo laboral o a que el índice ISM de la actividad no manufacturera fue mayor de lo que se pensaba, resulta -por decir lo menos-una sobresimplificación. Es cierto que ya el miércoles la suba accionaria dejó la sensación de obedecer menos a los balances de las empresas y un poco más a otras cuestiones, inclusive la posibilidad de un mercado retroalimentado (lo que da lugar a comenzar a pensar en un auténtico rally, máxime cuando el S&P 500 quedó ayer a tan sólo 1,67% de romper la marca histórica del 24 de marzo de 2000).

  • Estrella

  • Pero de todas maneras, los estados contables siguieron siendo lo que más pesó en el ánimo de los inversores (y probablemente seguirán pesando en estos días, ya que todavía falta conocer casi un tercio del total de los balances).

    Así, los pobres resultados de General Motors pesaron en el ánimo del mercado hasta que las buenas noticias en torno a Verizon Communications entonaron al resto del sector telefónico, haciendo de éste la estrella del día (los balances de Unum Group, Symantec, RealNetworks, etc. aportaron también buenas nuevas).

    Inmediatamente detrás se colocó el grupo de las empresas de energía, que ganaron casi 1%, a pesar de que el precio del petróleo descendió a u$s 62,97 por barril (este comportamiento merece un mayor análisis), en tanto más allá las cosas comenzaban a desdibujarse un poco, ya que tuvimos en el NYSE nueve subas por cada siete bajas, lo que explica en parte que el Dow ganara tan sólo 0,22%, trepando a 13.241,38 puntos. Lo curioso en todo esto es que a pesar de la casi "euforia", 54% de los inversores individuales norteamericanos esperan "una baja" antes de fin de año, en tanto los FCI globales hace tres meses que reciben el doble de dinero que los locales. A seguir muy atentos.

    Dejá tu comentario