Avanza otro proyecto laboral antiempresas

Economía

No les basta a los sindicatos con la bondad oficial de campaña a la hora de repartirles fondos y mantener esas estructuras encolumnadas detrás de Cristina Kirchner. También los dejan «jugar» con temas clave para el gremialismo que erizan a las empresas. Es el caso del proyecto que lleva adelante el moyanista Héctor Recalde en la Cámara de Diputados para modificar el régimen de accidentes de trabajo elevando las indemnizaciones. Para colmo, ése es sólo un paso transitorio ya que el proyecto definitivo para modificar el sistema de las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo está desde hace meses negociándose entre trabajadores, empresas y aseguradoras en el Ministerio de Trabajo, pero de allí no sale.

Recalde, frente a un gobierno que primero prometió a los empresarios bloquear las leyes que el moyanismo impulsa en el Congreso y después dejó hacer a los sindicalistas, avanzó con su propio proyecto para el «mientras tanto».

Así, la iniciativa ya pasó por la Comisión de Legislación Laboral y ahora está listo para bajar al recinto.

  • Elección

    Era claro que entre las amenazas de Hugo Moyano de desmadrar nuevamente los reclamos salariales a menos de un mes de la elección presidencial -de hecho, lugartenientes de Moyano ya le advirtieron a Cristina de Kirchner que, de ser electa presidenta, deberá iniciar su mandato con subas en sueldos de hasta 30%- y la incertidumbre de las empresas sobre otro aumento en los costos salariales, el gobierno eligió calmar a los gremialistas.

    No hay dudas de que el sistema de coberturade riesgos del trabajo tiene flancos débiles y problemas de fondo que solucionar. Para eso, el gobierno había iniciado un debate -después de que la Justicia comenzó a habilitar la vía de la responsabilidad civil en los casos donde trabajadores o sus herederos rechazaron la indemnización ofrecida por las ART- en el Ministerio de Trabajo que llegó a un acuerdo entre las partes, pero nunca terminó de plasmarse.

    En la demora, Recalde avanzó con su idea propia, como en tantos otros proyectos que finalmente fueron aprobados en Diputados e inclusive, de la mano del radical Gerardo Morales, llegaron a tener dictamen en el Senado, la Cámara en la que el gobierno prometió a los empresariosfrenar cualquier exceso sindical. El proyecto se sometió a discusión, inclusive con la participación de las ART. El problema es que esa iniciativa, más allá de incrementar las indemnizaciones -y por lo tanto, los costos-, no soluciona los problemas de fondo, como es la seguridad jurídica de saber dónde está el límite de las indemnizaciones por accidentes de trabajo, para no reavivar la famosa industria del juicio. Es decir, no plantea ningún cambio sobre los artículos de la Ley de Riesgos del Trabajo que fueron declarados inconstitucionales por la Corte Suprema.

    Frente a eso, todas las cámaras empresariales comenzaron a hablar directamente con cada diputado.

    La UIA ya envió a los legisladores su opinión contraria al proyecto, como también la Sociedad Rural, la Cámara Argentina de Comercio y la Cámara Argentina de la Construcción. En general, no sólo cuestionan el incremento de los costos sin solucionar el problema de fondo, sino que, además, rechazan que se tomen también como base de cálculo para las indemnizaciones rubros que no son remunerativos. Es decir, que se plantea el pago de indemnización incluyendo partes del salario que no son remunerativas y por lo tanto no pagan el costo del seguro.
  • Dejá tu comentario