Bajan los bonos en pesos (prevén mayor inflación)

Economía

Los precios de los bonos siguen moviéndose con cautela, porque los inversores están tensos. El cambio de humor se vio en la gran cantidad de operaciones que se hicieron al contado, en lugar de la habitual plaza de 72 horas.

El clima que se está gestando intranquiliza a los inversores. Las principales causas que los preocupan son las siguientes:

  • La persecución a los bancos acusándolos de ser causantes de los principales males de la economía: inflación y suba de tasas.

  • Las declaraciones del ministro del Interior, Aníbal Fernández, adjudicando la suba del costo de vida a una conspiración y despreciando las estimaciones del sector privado sobre las cifras reales de inflación.

  • La devolución del Impuesto a las Ganancias a los asalariados que alentará más inflación por la mayor demanda de bienes, aunque la suba real de precios en setiembre ya anuló gran parte de ese beneficio.

  • La incertidumbre sobre cuánto será el costo de vida de setiembre que difunda mañana el INDEC.   

  • La vigencia de las nueva Lebac y Nobac que impidenque inversores del exterior-las compren.

    Al mismo tiempo, los inversores no escuchan una sola propuesta del gobierno de bajar el gasto público o de dar seguridad jurídica a los inversores devolviéndole la independencia al INDEC, para crear un clima que permita bajar las tasas de interés.

  • Afectados

    Cuando bajan los rendimientos, se ven afectados los ahorristas y se favorece a los tomadores de crédito. Pero si los ahorristas no renuevan los plazos fijos a 30 días, como está ocurriendo, habrá tasas bajas, pero los bancos no tendrán dinero para prestar. Esto explica el mayor movimiento que tienen hoy las casas de cambio porque el público se cubre comprando euros y dólares, aunque no sea negocio. Pero siempre que hay inflación, el pequeño y mediano ahorrista se siente seguro detrás de una moneda fuerte.

    Si la tasa de interés es más baja que la inflación, el ahorrista pierde plata y va a buscar inversiones más rentables. Los fideicomisos, donde la tasa es el reflejo de la libre negociación entre el tomador de dinero y los inversores, volverán a ser una opción preferida.

    Por caso, ayer finalizó la colocación del Fideicomiso Pluralcoop III por $ 13,8 millones. Este fideicomiso tiene una sólida garantía pero, sin embargo, para tomar dinero tuvieron que pagar tasas de 24% anual.

    El problema de las tasas y los precios es la inflación que ocultan los datos del INDEC. Al no tener una referencia, cada individuo aplica su propia inflación, que es más alta aún que la real, porque quiere cubrirse hacia arriba.

    La desconfianza, a su vez, hace caer el valor de los títulos públicos, con lo que su renta se eleva a niveles de más de 20% anual y obliga al mercado a subir las tasas si quiere hacerse de dinero.

    El origen de estos males está en el gobierno que sigue buscando los culpables entre las víctimas.

  • Pérdida

    Por eso ayer los bonos del canje volvieron a bajar. El Discount en pesos perdió 0,36%, mientras el Par en pesos bajó 1%.

    Los bonos posdefault en pesos tuvieron mayoría de bajas de alrededor de 0,50%. Sólo se salvó el BOGAR, que subió 0,10%.

    Los negocios fueron normales. Entre el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y la Bolsa de Comercio movieron $ 1.900 millones en títulos públicos.

    El mercado cambiario reflejó en la apertura la mayor demanda de dólares, con subas en los valores. En el Forex-MAE, el principal mercado mayorista, el dólar llegó a las 11 a superar $ 3,15. Apareció el Banco Central, que preside Martín Redrado, a vender dólares y los ánimos se calmaron. El dólar bajó hasta $ 3,1440. En la hora final, cuando el Central recompró parte de lo que vendió (alrededor de u$s 10 millones), la divisa volvió a subir y cerró a $ 3,1490, que es una milésima menos de lo que cotizó el día anterior. En las casas de cambio, el dólar está a $ 3,17 para la venta. La demanda de dólares por parte del público está creciendo, pero la mayoría pregunta por el euro.

    Para hoy el dólar está más firme. Después del cierre del Forex-MAE entraron órdenes de compra por u$s 60 millones, y la oferta es de sólo u$s 20 millones.

    En el mercado de futuros, donde están los grandes inversores, la percepción sobre el dólar es distinta y apuestan a la baja. En el OCT se operaron u$s 108 millones con activa participación del Central vendiendo en los distintos fines de mes. Todas las posiciones bajaron. Fin de octubre vale $ 3,1590 (-0,13%) y fin de año cerró a $ 3,1930 (-0,08%). Las posiciones más largas también cedieron. Fin de julio fue la que más bajó al quedar en $ 3,3121 (-0,24%).

    Mañana, cuando se conozcan los índices de costo de vida del INDEC, se verá al mercado operar a pleno. Que suba o baje dependerá del número que se difunda, aunque no hay muchas esperanzas de que la medición refleje la realidad o se acerque a ella.
  • Dejá tu comentario