7 de abril 2008 - 00:00

Balances serán el eje de la escena

Balances serán el eje de la escena
La que acaba de terminar, a pesar de 3,22% que ganó el Dow, fue apenas la tercera mayor suba semanal en lo que va de 2008. Si la vemos como respuesta a la mayor merma trimestral que ha tenido el Promedio Industrial desde 2002, sólo podemos decir que fue un tanto "acotada", especialmente porque abril es históricamente el mejor mes del año para la inversión bursátil. De hecho, antes de pensar que algo ha cambiado, es bueno recordar que la rueda del martes (1 de abril, que si no lo recuerda, es el "día de los tontos") aportó 3,19 por ciento a la mejora total, mientras el resto fue, en el mejor de los casos, "jornadas mediocres" con variaciones que no llegaron a medio punto en uno u otro sentido (el viernes el Dow retrocedió 0,13% a 12.609,42 puntos). Incluso el impresionante 6,6% que ganaron los papeles financieros viernes contra viernes, no luce tan extraordinario si consideramos que el martes habían "volado" 7,5 por ciento, lo que significa que en las tres últimas ruedas han retrocedido terreno.

Con o sin razón, ya que no sabemos qué va a pasar, se percibe en el mercado una fuerte apuesta de intermediarios y analistas a que lo peor ha pasado (fue "interesante" la poca atención que se le dispensó el viernes a la baja en la calificación que Fitch le otorga a la aseguradora de bonos MBIA) y que las acciones habrán de comenzar un rally alcista en los próximos días (el índice VIX -mide el riesgo implícito en la tenencia de acciones- retrocedió a 22,45 puntos, el mínimo desde el 26 de febrero). En esto es crucial la temporada de balances que arranca hoy con los estados contables de Alcoa, un papel que el jueves trepó 5,8% y el viernes 1,19% y se encuentra entre los pocos integrantes del Dow con un saldo positivo para lo que va del año.

Hay muchas estimaciones sobre los resultados del último período, pero en general todas coinciden en que estamos por anotarnos el tercer trimestre consecutivo de mermas (esta vez entre 11% y 13%), la caída más larga en seis años. Esto es malo, pero sería peor si al igual que los dos trimestres anteriores los analistas se quedan "cortos" en sus proyecciones. A cuidarse.

Dejá tu comentario

Te puede interesar