30 de octubre 2003 - 00:00

Beneficios de Iberdrola crecieron 11,9%

Iberdrola, la segunda compañía eléctrica española, obtuvo un beneficio neto de 754 millones de euros (829 millones de dólares) en los primeros nueve meses del año, un 11,9 por ciento más que en el mismo periodo de 2002.

Así lo anunció hoy, en un encuentro con la prensa en Madrid, Ignacio Sánchez Galán, vicepresidente y consejero delegado de esta compañía con importante presencia en Iberoamérica.

Las causas de este incremento fueron, según Sánchez Galán, la evolución positiva de los negocios de generación en España y México, que crecieron un 12,9 y un 28 por ciento, respectivamente, y la contención de los gastos operativos, que aumentaron sólo un 0,9 por ciento.

El 95,5 por ciento del beneficio procede de España, en especial del negocio energético (73,9 por ciento), y el 4,5 por ciento restante de Latinoamérica.

Para el cierre del ejercicio, Iberdrola espera "mantener e incluso mejorar" el resultado de los nueve primeros meses, según Sánchez Galán.

La cifra de negocio de Iberdrola se redujo un 4,3 por ciento entre enero y septiembre, hasta 7.032,8 millones de euros (7.735 millones de dólares), por la caída de los precios de la electricidad en el mercado mayorista de generación.

Sin embargo, este descenso no ha influido en los resultados operativos, ya que ha estado acompañada por una disminución de los costes de aprovisionamiento y una contención de los gastos operativos.

En los últimos doce meses, Iberdrola ha recortado su deuda en 699 millones (769 millones de dólares), a pesar de haber acometido inversiones por importe de 2.337 millones de euros (2.570 millones de dólares.

En los nueve primeros meses del año, las inversiones ascendieron a 1.588 millones de euros (1.746 millones de dólares), de los que 1.363 millones (1.500 millones de dólares) se destinaron a España, 169 millones (186 millones de dólares) a México y 56 (61,6 millones de dólares) al resto de Sudamérica.

Sánchez Galán explicó que la inversión adicional en España se compensará con la reducción prevista en México, donde se instalarán 3.800 megavatios en vez de los 5.000 previstos por la falta de concursos.

En el área internacional, destaca además la aportación de México, que representa ya un 58 por ciento de la cifra de negocio tras aumentar su facturación un 34,4 por ciento, hasta 412,4 millones de euros (453 millones de dólares).

Dejá tu comentario

Te puede interesar