Si el clima ayuda, el trigo será récord

Economía

Hay mal humor por nuevas intervenciones en los mercados, pero el clima y los precios internacionales siguen firmes y en alza. A semanas de iniciarse la campaña 21/22, en Fertilizar prevén récord de trigo, aunque casi no crecería el área. También avanzaría la cebada. Lluvias vuelven a frenar la cosecha gruesa, mientras maquinaria y algunos insumos mantienen buenas expectativas.

…que, con la expectativa de que “se mantengan los precios (internacionales) interesantes”, y las actuales “muy buenas condiciones de humedad en el suelo”, con que ya va a arrancar la próxima siembra, según adelantó Jorge Bassi, de la ONG Fertilizar, el trigo del ciclo 21/22 finalmente concretaría el récord de producción que impidió la seca de la última campaña. También sería récord la aplicación de fertilizantes, a pesar de las restricciones que se están produciendo en el acceso de divisas para importar algunos de los insumos, y que en el ciclo que está terminando superó los 5,2 millones de toneladas, con un crecimiento de 70% respecto al nivel de utilización en 2014, lo que implicó un 57% más de área de trigo fertilizada, y 54% de la de maíz, con lo cual se llega a que ya casi una cuarta parte del trigo cosechado está siendo fertilizado, aunque solo el 14% lleva dosis para alto rendimiento, grupo que podría crecer este año gracias a las muy buenas condiciones de humedad con que está arrancando el ciclo. Y, si bien es cierto que también los productos estuvieron aumentando de precio (por incremento en los costos y por la salida de algunas plantas de producción en Europa del Este, lo que tensó el mercado), la realidad es que de acuerdo a los cálculos de Fertilizar, un esquema de alto rendimiento, que permite rindes promedio de más de 36 quintales/ha de trigo y superiores a los 27 quintales/ha de soja de 2º, arroja incrementos en los ingresos totales de más de u$s100 por hectárea. De ahí que, si bien se estima ahora una siembra similar a la de la última campaña, de 6,5-6,7 millones de hectáreas, tanto la mejor humedad de arranque de cultivo, como las lluvias más regulares que se prevén en el ciclo del cultivo y los ajustes que se pueden dar en la fertilización, darían rindes que harían factible alcanzar, finalmente, los 21 millones de toneladas, volumen inédito en la Argentina.

…que, los últimos movimientos en el sector oficial, con amenazas y medidas incluidas, no plantean el mejor escenario para arrancar la campaña 21/22 que, como se sabe, determinaría inversiones por más de u$s15.000 millones. Según algunos participantes de las reuniones más cerradas, las diferencias en el seno del propio gabinete ya no son disimulables, y hasta hay alguno “probándose el traje”, ante los sucesivos portazos que en muchos casos, tienen a la Secretaria de Comercio, Paula Español, como epicentro. Al margen de esto, dicen en los corrillos, la mayoría de las últimas medidas adoptadas, en especial para la carne vacuna, con nuevos registros para exportar, etc”, son de la ONCCA (la oficina de control comercial de Agricultura), y no de la Secretaría de Comercio, aunque sea esta el área que más declaraciones hace”. “Acá no apuntan a un abaratamiento de los precios internos del producto, sino que buscan una ´regularización´ del comercio y evitar, incluso, las triangulaciones que aparentemente en algún caso incluyen a Uruguay”, reconocen algunos en voz baja. Otros, sin embargo, creen ver el objetivo de “terminar con exportaciones y frigoríficos que no tienen planta industrial”, lo que favorecería a las industrias más grandes y establecidas. La falta de claridad, de todos modos, provocó malestar, dudas e inquietudes en el momento más sensible de la campaña, que es cuando se decide el plan de inversiones que “puede verse acotado si siguen las idas y vueltas”, reconocen los operadores. Hasta ahí, y de acuerdo al último informe de Zorraquín + Meneses de este mes de abril, se observaba “un aumento progresivo de los precios de los agroquímicos en dólares. Empezaron a aparecer las ofertas de pre campaña estimulando compras con canjes de granos en disponible, a veces premiando con un precio de maíz, o soja un 5% lo que mejora la relación insumo/producto. También las empresas ofrecen pagar con cheque diferido entre 180 y 360 días, pesificando la compra y con tasas del orden del 35% anual. No es el caso de los fertilizantes, un mercado que se mueve más con canjes disponibles o futuros, o bien pago contado con descuento. Las tarjetas bancarias del agro están activas, también con tasas en el orden del 35%. La compra de insumos sigue siendo un destino interesante del exceso de pesos que algunas empresas generan luego de la cosecha”,señalan los especialistas, algo que también se comprobó ya el año pasado en el sector de maquinaria y equipos, y que se mantendría ahora permitiendo la consolidación del rubro.

Temas

Dejá tu comentario