Agenda de Guzmán sigue con canje local y la apuesta por el mercado en pesos

Economía

El ministro de Economía deberá enfrentar la renegociación de títulos locales, que que buscará replicar las mismas condiciones ofrecidas a los acreedores externos.

El aire en los pulmones del ministro de Economía, Martín Guzmán, empezó a entrar más caudaloso esta semana. El anuncio de un acuerdo con los grupos de bonistas más hostiles y la proyección de que el canje alcanzará un alto nivel de participación le permiten al funcionario respirar más tranquilo para seguir moviendo las fichas en el tablero macroeconómico. En lo inmediato, el economista deberá enfrentar el canje de títulos locales, que buscará replicar las mismas condiciones ofrecidas a los acreedores externos. En el mediano plazo, la apuesta será a revitalizar el mercado de deuda en pesos, algo que en Hacienda consideran una condición necesaria para el fortalecimiento del financiamiento público y privado y, por ende, promover el ahorro y la inversión.

El primer paso para el canje local está dado: el martes el Senado convirtió en ley la iniciativa diseñada por el Ministerio de Economía. La canasta de instrumentos canjeables está integrada por Letes, Bonar, Discount, Par y lo que resta de linked soberanos (Lelink, AF20 y TV20). Los cálculos del mercado estiman que, en total, asciende a u$s41.700 millones, de los cuales el 34% está en manos privadas. A cambio, el Gobierno les dará a los inversores los mismos títulos que emitirá en la reestructuración externa, es decir títulos con vencimiento en 2030, 2035, 2038 y 2041. Además, el canje local incentiva a los inversores a pesificar parte de sus tenencias con una opción de vencimientos más cortos que los dólares, ya que les ofrecen bonos ajustados por CER (Boncer) con vencimiento en 2026 y 2028. La propuesta para aquellos que ingresen ahora ofrece intereses corridos hasta el 4 de septiembre y, en caso de no hacerlo ahora, solo se les computarán hasta el 6 de abril. Si, por el contrario, directamente optan por no canjear, los inversores verán reperfilados sus pagos hasta 2022.

Fuentes oficiales le confirmaron a Ámbito que, para poder avanzar en la normativa que especifique detalles del canje local, deben esperar a la reglamentación de la ley. “Primero necesitamos la promulgación de la ley y luego comenzar el circuito normativo para poder avanzar”, detallaron.

Otro hito en lo inmediato es la definición de los detalles de las subastas de títulos en dólares por hasta u$s1.500 millones. El anuncio de esta medida fue realizado en medio del masivo vencimiento de $130.000 millones del BOTAPO, que en su mayoría estaba en manos de la empresa norteamericana PIMCO. En ese contexto, para alentar al fondo extranjero a que no busque dolarizarse, se anunció este esquema de licitaciones en agosto, septiembre y noviembre. Tal como adelantó Ámbito, la primera de las subastas no se realizará y resta que el Ministerio de Economía defina si posterga todo el cronograma o si hace menos subastas pero eleva el monto de cada una para llegar a los u$s1.500 millones este año.

En el mediano plazo, uno de los objetivos centrales de Economía es consolidar el mercado de deuda en moneda local. Para eso, la estrategia financiera está orientada a ofrecer instrumentos atractivos para el mercado que también contemple rendimientos “sostenibles” para el Tesoro. “Impulsar la demanda de instrumentos en pesos constituye un pilar necesario en el proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública y de la estabilidad macroeconómica, permitiendo aliviar las necesidades relativas de financiamiento en moneda extranjera y amortiguar el efecto negativo de la carga de intereses sobre la balanza de pagos”, detalló la Secretaría de Finanzas. Resta saber qué hará Economía con la alta emisión para financiar las medidas implementadas a raíz del covid-19. Desde distintos sectores del Gobierno admiten que es necesario conducir el dinero hacia la inversión en la economía real, en contraposición con el esquema de valorización financiera a través de las letras del Banco Central. Aseguran que brindar rendimientos reales positivos a ahorristas (tanto minoristas como mayoristas) en moneda local ayudará a cambiar el perfil de endeudamiento del sector público.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario