Carne: temor oficial por suba

Economía

Comienza una semana clave para el mercado ganadero y para la carne. El efecto bajista buscado por el gobierno no se registra en las góndolas y los especialistas indican que la carne no corregirá en los mostradores la tendencia declinante registrada en los mercados de hacienda en pie.

Desde principios de mes, el ganado cayó entre 3% y 5% en el mercado concentrador de Liniers, según las categorías, pero en la venta a la salida de frigorífico no hubo disminución de precio. Algunas bocas de expendio minoristas indican, además, que ciertos cortes aumentaron de valor durante febrero, lo contrario del resultado buscado con el acuerdo de precios firmado entre parte de la cadena de la carne y el gobierno.

Aunque la aparición de fiebre aftosa en el Norte pareció cambiar el foco de la preocupación por dos semanas, se cree que en los próximos días el tema precios volverá a concentrar el interés de las negociaciones entre el sector público y el privado, dado que el problema sanitario tendríaefecto parcial sobre las ventas externas. La excepción será Chile, el principal destino de las carnes argentinas que no son enviadas en Cuota Hilton a la Unión Europea. Los chilenos ratificaron el viernes que no flexibilizarán la suspensión de las compras de carne a la Argentina pese a las gestiones del secretario Miguel Campos. Chile no quiere poner en riesgo sus «altos estándares sanitarios» y confirmó una suspensión, en primera instancia, por 6 meses pese a que necesita carne para abastecer su mercado interno.

• Perspectiva

Si los frigoríficos volcaran en el mercado local lo que no pueden enviar a Chile (aunque se supone que podrían colocarse en otros destinos) la carne podría estabilizar los precios -sostienen algunos analistas- aunque pocos se atreven a ratificar una baja considerable en los valores ya que el consumo interno continuaría firme.

En tanto, el Indice de Novillo del Mercado de Liniers se ubicó en 2,442 el viernes. En precios, los novillos se ubican en 2,53, los más pesados, y los terneros que aún pueden comercializarse ya trepan a 2,90 con máximos de 3,16 por kilo en el mercado concentrador, por encima de los límites que permitirían llegar a la góndola con valores cercanos a los que pretende el gobierno. Es decir, que pese a las bajas, poca hacienda puede salir del frigorífico a los $ 4,45 pretendidos en el acuerdo de precios. En el interior, sostienen productores que operan en remates feria, el precio de la hacienda disminuyó un poco más y el precio de venta al público acompaña también lentamente a dichas bajas.

Dejá tu comentario