Cautela en los mercados por negociación con FMI

Economía

El dólar cerró ayer con una leve baja de un centavo, durante una jornada caracterizada por la cautela de los operadores. En la City porteña aseguran que el mercado entró en una suerte de compás de espera y que ésta será la tónica que predominará en los próximos días mientras se aguardan nuevas señales sobre el rumbo de las negociaciones entre el gobierno y el FMI.

• «Los próximos 10 días serán clave para definir el tipo de acuerdo que el gobierno va a cerrar con el Fondo. Hasta tanto no se emitan signos de cómo será el arreglo, no habrá operadores dispuestos a realizar grandes movimientos», explicó el jefe de la mesa de dinero de un banco privado nacional.


En este contexto, ayer el dólar cerró en las pizarras del microcentro a $ 2,90 para la compra y $ 2,94 para la venta. Los analistas estiman que durante esta semana la divisa se moverá en un banda de flotación de entre $ 2,90 y $ 2,98 la punta vendedora. El consenso es que, pese a la caída en el ritmo de liquidación de los exportadores y las turbulencias financieras por las que atraviesa Brasil, el billete estadounidense no tiene fuerza como para sostenerse en niveles cercanos o superiores a los $ 3.

• «Entre agosto y diciembre estaremos liquidando entre 600 y 700 millones de dólares mensuales», aseguraron desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA). La cifra, aunque elevada, está lejos de los u$s 1.100 que se operaron durante junio pasado.


A todo esto, ayer el Banco Central buscó apuntalar la cotización del dólar con la compra de u$s 10,1 millones. El organismo que comanda Alfonso Prat-Gay tuvo escaso éxito en su objetivo de sostener el tipo de cambio, aunque se descuenta que si el dólar vuelve a acercarse al nuevo piso de $ 2,90 que le quiere imponer el gobierno el Central, saldrá a comprar divisas más agresivamente.

• Entre los títulos públicos predominaron las bajas. Lo peor pasó por los BOCON, que perdieron hasta 4%, aunque también se registraron caídas por el lado de los BODEN y los Global. El Boden 2012 -el título más operado en los mercados locales cerró ayer con un descenso de 0,46%.


Los operadores vinculan la tendencia descendente que están mostrando los bonos a las demoras del gobierno en la renegociación de la deuda en default y la incertidumbre sobre el desenlace de las negociaciones con el FMI.

Dejá tu comentario