Cayó la demanda de trabajo en julio y hubo más suspensiones

Economía

La falta de definiciones acerca del rumbo de la política económica y la desaceleración del crecimiento siguen deteriorando la situación del empleo en el país. Esto se reflejó en la caída de la demanda de trabajo en julio, en una magnitud cercana a 10% con relación al año pasado, quebrando la tendencia que venía experimentando. A pesar de la doble indemnización impuesta por el gobierno para contener la pérdida de puestos, el nivel de los despidos continúa siendo elevado. En el último trimestre más que triplicaron el promedio de los cuatro primeros meses. Peor es el escenario por el lado de las suspensiones, que en julio aumentaron casi 29% frente al mes anterior. Entre despidos y suspensiones, los relevamientos privados arrojan más de 9.600 trabajadores afectados durante el mes pasado. En lo que va del año suman cerca de 62.000 personas entre las que perdieron su empleo o fueron suspendidas. Los sectores más afectados en julio fueron transporte, comunicaciones, gas, agua y electricidad, concesionarios de automotores, construcción, empresas de aeronavegación comercial, frigoríficos y textiles y confecciones. Es el costo lamentable de demorar reformas clave (bancos, privatizadas, deuda) y de seguir aumentando costos a empresas.

En julio pasado, más de 9.600 trabajadores se sumaron al ejército de personas con problemas de empleo.

De acuerdo con las estadísticas de Tendencias Económicas, en los primeros siete meses del año más de 15.800 personas perdieron su empleo y otras 46.165 sufrieron la suspensión temporaria de sus tareas.

El mes pasado, el índice de despidos de Tendencias se ubicó en los 106,7 puntos (base 1986=100), lo que representa una caída de 22,4% respecto de junio pasado. La comparación interanual escapa al análisis porque en julio de 2002 se registraron niveles récord de despidos, por lo que pierde relevancia la confrontación. Según Tendencias, 3.415 trabajadores fueron despedidos en julio pasado.

• Hacia arriba

En cuanto a la evolución de este indicador, merece destacarse que el primer cuatrimestre mostró un comportamiento estable y moderado (entre niveles de 18 y 54 puntos), lo cual representa promedios de 600 a 1.800 trabajadores despedidos. En cambio, a partir de mayo comenzaron a registrarse mayores niveles (entre 100 y 140 puntos), donde el promedio de trabajadores afectados se elevó a 4.000 mensuales.

Llama la atención que continúen los despidos a pesar de las barreras impuestas por el gobierno para contener la destrucción de puestos de trabajo, como ser el pago de la doble indemnización.

Los despidos «
se localizaron en las ramas de transporte y comunicaciones, gas, agua y electricidad, siguiendo la tendencia de los últimos meses». «También en concesionarios de automotores y actividad de la construcción, entre otras», agrega el informe.

El índice de suspensiones se elevó a 280,7 puntos (base 1986=100), lo que implica un aumento de 28,7% contra junio pasado y una caída de 67% frente a 2002.

El nivel alcanzado en julio pasado significa un total de 6.190 trabajadores suspendidos. Por el lado de las suspensiones, el relevamiento de Tendencias las ubica
«en empresas de aeronavegación comercial, frigoríficos, y textiles y confecciones».

Dejá tu comentario