Dólar solidario superó $100 pero el "liqui" saltó más y brecha es del 76%

Economía

El billete oficial con el recargo del 30% continuó con su lento avance y cerró en $100,27. El CCL, en tanto, trepó 1,4%, a $128,35. Analistas sostienen que es por falta de certezas sobre cauce de la economía.

Finalmente, llegó el día en que adquirir un dólar por los canales formales cuesta más de $100. El billete norteamericano cerró a $77,13 en las pizarras de los bancos, pero para comprarlo a través del home banking hay que abonar el 30% de impuesto Pais, lo que redunda en un dólar a $100,27. Este movimiento es la crónica de un aumento anunciado, ya que el Banco Central continúa con su estrategia crawling peg: es decir, la divisa avanza de manera homeopática y administrada, entre 6 y 7 centavos por jornada. En lo que va del año el incremento alcanza el 22,4%.

En tanto, el dólar Contado con Liquidación (CCL) tuvo un nuevo salto del 1,4% para finalizar la jornada del lunes en $128,35, lo que marca un brecha del 75,9% respecto del mayorista. En el mercado hay dos visiones respecto de por qué el CCL sigue su racha alcista: por un lado, están quienes se centran en las operaciones de arbitraje que se están dando con los bonos, pero también hay economistas que señalan la falta de certezas respecto del cauce de la economía. No obstante, la expectativa está puesta en que los dólares financieros tengan una baja una vez que se cierre el canje, al menos en un horizonte de mediano plazo.

“El recalentamiento en la cotización tuvo que ver con un tema puntual de iliquidez: con el canje próximo de ley local hubo mucha compra de Bonar (2020 y 2024) contra pesos, para luego hacer un swap contra bonos con CER”, señaló el sales trader de Banco Mariva, Gonzalo Wolfenson.

En cuanto a esto último, cabe señalar que en los últimos días hubo inversores con apetito de acceder a los bonos ajustados por CER y la forma más barata de hacerlo fue comprando AO20 o AY24 para poder ingresar al canje de deuda de legislación local y allí optar por los Boncer 2026 y 2028. Además, Wolfenson añadió: “Eso calentó un poco el precio. Pero nos parece que no está justificado y que, en la medida que se vayan liberando los bonos del canje, debería bajar”.

Por su parte, el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, sostuvo: “La incertidumbre sigue alta y por eso la brecha no cede. Dicho esto, creo que la brecha se va a ir acortando en las próximas semanas, porque va a seguir subiendo el oficial y lo más probable es que el CCL no despegue, salvo que haya un problema con el tema deuda, cosa que no parece que vaya a suceder”.

En tanto, Matías Carugati, director ejecutivo de Seido, consignó: “Las cotizaciones no aflojaron con el acuerdo con los acreedores porque el mismo ya estaba descontado por el mercado y porque los desequilibrios macroeconómicos siguen ahí vigentes y en aumento. Es difícil ver una baja sensible en este contexto, con un déficit fiscal que llegará a niveles históricamente elevados y financiado en gran medida con emisión monetaria. Y todo eso en un contexto de recesión grave”.

Días atrás, el analista de mercados de Clave Bursátil, Martín Eduardo Genero, había explicado a este medio que el CCL puede llegar a mostrar una baja en el corto y mediano plazo, pero que en el largo la tendencia es siempre alcista. “A lo sumo podrá perder la parte más corta de la tendencia, o si pasa algo muy significativo, alguna corrección del mediano plazo, pero jamás del largo. No imagino a Argentina haciendo un driver tan grande (al estilo convertibilidad) como para interrumpir ese proceso”, resumió.

Respecto de lo que puede suceder con las cotizaciones oficiales, Carugati indicó que “las perspectivas dependen de la capacidad de BCRA de tener el mercado cambiario bajo control” y aclaró que mientras eso ocurra, “el oficial se moverá al ritmo que plantea la entidad monetaria”.

Por otro lado, en el segmento informal el blue tuvo una baja y cerró en $131. Sin embargo, existen perspectivas de que pueda volver a subir. En cuanto a eso, el analista de PR Corredores de Cambio, Gustavo Quintana, resaltó que “hay una oferta disminuida en el blue por efecto del control sobre la operatoria conocida como puré”.

Temas

Dejá tu comentario