MEP y CCL: dicen que la intervención oficial sigue marcando ritmo de suba

Economía

En las últimas dos ruedas el contado con liqui se despegó algo del otro dólar bursátil y ayer finalizó en $147,30. En tanto, el blue sigue planchado en $159.

Aunque no haya registros oficiales de la mano que opera, analistas de mercado indican que algún o algunos organismos públicos (ANSeS y el Banco Central) siguen marcando el ritmo de lo que sucede con los dólares bursátiles. El propio ministro de Economía, Martín Guzmán, había anticipado en agosto que iba a suceder, cuando habló del poder de fuego que había adquirido la autoridad monetaria al canjear instrumentos públicos ilíquidos por los bonos que se utilizan para hacer contado con liquidación (CCL) y MEP. Y este poder de intervención se sigue verificando en la actualidad.

“En los dólares financieros, las intervenciones oficiales marcan el ritmo de la suba, dado que ante la mayor demanda de dólares, el Gobierno evita una suba fuerte que haga ruido en el mercado. Es por esto que, si bien los fundamentos indicarían una mayor alza del tipo de cambio, las intervenciones oficiales en el mercado de bonos mantienen las cotizaciones relativamente tranquilas, comparado al dólar informal que cotiza en los $159”, señaló un informe reciente del broker Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Por su parte, el economista Gustavo Ber sostuvo: “Entre los operadores se perciben intervenciones sobre los títulos cortos de mayor liquidez, que justamente son aquellos que se utilizan como referencia para los dólares financieros. Tras desinflarse las cotizaciones fuertemente desde los máximos, recientemente se ha comenzado a observar una mayor demanda por cobertura, a raíz de su abaratamiento y la incertidumbre política y económica. Las intervenciones estarían buscando regular el ritmo del reacomodamiento”.

Asimismo, Leonardo Svirsky, de Grupo Bull Market, asintió: “Creo que están interviniendo, pero en volúmenes que no son tan grandes como los de 2020. Pero siguen y no lo dejan disparar. En la medida que no tomen decisiones raras, no se debería disparar”.

Más allá de que el Central y/o ANSeS sigan participando activamente de este segmento, el CCL que se opera a través del bono AL30 ya escaló unos $7 en lo que va de enero. Ayer avanzó $1,01 y cerró el día en $147,30. De esta forma, el liqui empieza a despegarse del MEP, que ayer cayó 3 centavos y cerró en $145,36.

Con estos números, la brecha entre el contado con liquidación y el dólar mayorista (que ayer cerró en $86,08) se ubica en 71,12%. Todo pareciera indicar que el tipo de cambio que administra el BCRA se va a apreciar en relación al peso un 4% durante enero. Esto es porque en los últimos meses las depreciaciones oficiales se mantuvieron en líneas con la inflación del mes anterior.

“Si bien lo habitual es que las variaciones del tipo de cambio antecedan a las de los precios, desde julio las subas del dólar oficial se explicaron por la inflación del mes anterior. Esa dinámica aparece asociada a las dificultades de contar con una regla cambiaria anticipatoria y contribuye a poner un piso a la nominalidad de la economía”, indicó un informe de la consultora Analytica.

En tanto, la cotización del dólar blue ayer se mantuvo planchada en $159, mismo valor que ostentaba al cierre de la semana pasada.

En lo que refiere a la actividad del Banco Central en el mercado oficial de divisas, ayer la autoridad monetaria logró continuar su racha compradora, aunque en un volumen mucho más acotado al que se venía observando: en un mercado con poca actividad, debido al feriado en Estados Unidos, el BCRA compró unos u$s5 millones netos. Número pequeño, si se tiene en cuenta que sumando las cinco ruedas anteriores se había hecho de unos u$s486 millones frescos. “Hoy no pudieron liquidar los exportadores. Fue un mercado muy acotado y casi sin operaciones”, resumió el operador de cambios de PR, Gustavo Qunitana a este medio.

El buen momento que atraviesa el BCRA en materia de compraventa responde a dos factores, según los analistas. Un cepo cada vez más duro para importadores y una buena liquidación del agro. Desde PPI sintetizaron: “La mayor liquidación de granos viene ayudando a la entidad monetaria, aportando más de u$s980 millones en lo que va de enero. La mayor oferta del sector agroexportador se espera que continúe con el salto de los precios de maíz y soja a niveles récord – con subas en el orden del 12% y 10% respectivamente-”.

Por último, las reservas brutas de la autoridad monetaria subieron apenas u$s4 millones ayer, para concluir la jornada en u$s39.811 millones. En lo que va del año, las tenencias del Central tuvieron un incremento de u$s401 millones. Si bien las compras netas dan lugar a un número superior, la caída del oro en lo que va del año (-4,1%) resiente la cifra total. Así como en 2020 la cotización del metal precioso ayudó, hoy juega levemente en contra.

Dejá tu comentario